Irán vaticina una pronta victoria final para el pueblo de Yemen

Irán augura una “pronta victoria final” para la nación yemení que está resistiendo desde hace más de tres años ante una campaña de bombardeos de Arabia Saudí, y condena un reciente ataque saudí que resultó en la muerte del presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Saleh al-Samad.

El pueblo yemení logrará muy pronto “una victoria final frente a los agresores”, aseguró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Bahram Qasemi, al tiempo que elogió la resistencia de “los valientes y pacientes” yemeníes ante la prolongada “agresión” de la coalición que lidera Arabia Saudí en el empobrecido país árabe.

El presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, una figura influyente en la resistencia contra la agresión extranjera, cayó mártir el pasado jueves, a consecuencia de las heridas sufridas tras un bombardeo realizado por Arabia Saudí en la ciudad portuaria yemení de Al-Hudayda (oeste).

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, a su vez, condenó este “crimen” de Arabia Saudí y sus aliados en Al-Hudayda, y lamentó por la pérdida de Al-Samad.

“Este crimen muestra que la admirable resistencia del pueblo musulmán, y oprimido de Yemen frustró un complot de los criminales saudíes y sus aliados regionales y extrarregionales”, dijo ayer martes el portavoz del CGRI, el general de brigada Ramezan Sharif.

El alto cargo militar persa aseguró que la resistencia yemení llevará por fin, a una victoria final. “Sin lugar a dudas, los crímenes cometidos por los enemigos de Yemen, incluidos la matanza de los civiles y el bloqueo (impuesto por Riad) que impide la llegada de alimentos y medicinas a este país no llevarán a ninguna parte”, agregó.

Tras la muerte de Al-Samad, el líder del movimiento popular yemení, Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, advirtió de que los ataques saudíes no quedarán impunes y le urgió a la monarquía saudí a asumir la responsabilidad de sus “crímenes”.

La brutal campaña militar contra Yemen emprendida desde marzo de 2015 por el régimen saudí y sus aliados ha dejado más de 10.000 muertos y 40.000 heridos, conforme a las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*