Irán critica informe “parcial y politizado” de EEUU sobre los DDHH

Irán tacha de “parcial y politizado” el informe anual del Departamento de Estado de Estados Unidos relativo a 2017, en el que ese país acusa a la República Islámica de violar “a diario los derechos humanos de sus ciudadanos, y de generar inestabilidad”. De trasfondo las protestas económicas habidas en Irán en diciembre de ese año.

“El informe del Departamento de Estado de EE.UU. sobre los derechos humanos es parcial, politizado e inaceptable”, ha denunciado el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Bahram Qasemi.

El documento estadounidense, por ejemplo, acusa a las autoridades iraníes de “reprimir las protestas que comenzaron el 28 de diciembre” de 2017 contra el alza de los precios y el desempleo, señalando que su actuación supuso una “grave restricción a los derechos de asamblea y asociación”.

El portavoz de la Diplomacia persa, a su vez, ha señalado que el informe “es imparcial y politizado y muestra una imagen distorsionada e irreal de la situación vigente en Irán”.

Qasemi descalifica por “infundadas” las acusaciones planteadas por el Departamento de Estado estadounidense en el documento y acusa a Washington de ser “el mayor violador de los derechos humanos en el mundo”, tanto por infringir los derechos de su propia población, como por defender a los violadores de los derechos humanos en el Oriente Medio, por ejemplo, a “Israel y a los gobiernos reaccionarios” de la zona.

“Sería mejor que EE.UU., en lugar de entrometerse en los asuntos internos de otros países y acusarlos de violar los derechos humanos, adoptara medidas para respetar los derechos humanos dentro de sus fronteras y reaccionar ante las flagrantes violaciones de estos por sus aliados extranjeros”, insiste el diplomático persa.

Diferentes ciudades de Irán protagonizaron protestas pacíficas en diciembre y enero en demanda de medidas para frenar el desempleo y controlar la carestía de la vida. Pero los enemigos del país persa, encabezados por EE.UU. e Israel, aprovecharon la oportunidad, infiltrándose en las manifestaciones, y llevaron a cabo actos vandálicos y violentos: hubo incluso una veintena de víctimas mortales.

Los servicios de Inteligencia de Irán identificaron y procedieron al arresto de varias personas involucradas en los “actos violentos y en la incitación a los disturbios” durante las protestas.

EE.UU. apoyó abiertamente los actos violentos en Irán y aprobó duras sanciones contra algunas autoridades iraníes por calmar los disturbios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*