General iraní tacha de ‘mataniños’ el régimen de Israel

El comandante de las Fuerzas de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Qasem Soleimani, asegura que la sangre del heroico comandante de Hezbolá Imad Mugniyah se vengará con la eliminación del régimen ‘mataniños’ de Israel.

“El enemigo sabe que esto es inminente. No pasamos ni un momento sin dejar de pensar en acabar con el enemigo. Las acciones que comete ese régimen infanticida confirman que no durará”, ha asegurado hoy jueves Soleimani en Teherán (capital persa), en la ceremonia del Xº aniversario del martirio del prestigioso comandante del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

El destacado general iraní ha subrayado la valentía, la inteligencia natural y la capacidad de mando de Mugniyah para desafiar el dominio de los sionistas sobre el territorio libanés, a lo que ha añadido que, en una situación en que la victoria del enemigo era posible, él convirtió la amenaza en una oportunidad.

De este modo, Soleimani ha subrayado los esfuerzos de Mugniyah para erradicar el partido político Baas no solo en El Líbano, sino también en Irak. Esta formación, fundada en 1947, funcionaba como una organización panárabe con ramas en diferentes países, pero con mayor fuerza en Siria e Irak. En 1963, asumió el poder en estos dos países, pero en febrero de 1966 los partidos sirio e iraquí se enfrentaron y comenzaron a actuar de forma independiente.

“Todos los servicios de inteligencia de Occidente, del régimen israelí y ciertas agencias del mundo árabe cooperaron durante 25 años para apresarlo, pero no consiguieron materializar su objetivo”, ha recordado el general iraní.

Soleimani ha advertido por otra parte a los enemigos de que el Islam, con su capacidad para revivir, sigue criando fuertes personajes que seguirán los ideales de Imad Mugniyah y de otros mártires de Palestina, Irán y El Líbano, tal como hace hoy en día el frente de Resistencia.

El diario estadounidense The Washington Post confirmó en 2015 que la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) había colaborado con el servicio de inteligencia israelí (el Mossad) para preparar el coche bomba cuyo estallido en Damasco (capital siria), el 12 de febrero de 2008, se cobró la vida del alto mando del movimiento libanés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*