Declaración final de OCI denuncia agresión de EEUU a Al-Quds

La 13ª Conferencia de la Unión Parlamentaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) termina su programa en Teherán (capital de Irán) denunciado el complot prosraelí en torno a la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) lanzado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní, Alaedin Boruyerdi, ha leído la declaración final de la cumbre de la OCI, en la que los representantes parlamentarios de 44 países islámicos se comprometen a defender los derechos de la nación palestina frente a las agresiones de EE.UU. y el régimen israelí.

La nota rechaza la “ilegal” declaración de Al-Quds como capital israelí pronunciada por el inquilino de la Casa Blanca. “Ese acto pone en peligro la paz y la estabilidad mundiales, además de ser una terrible violación de los legítimos derechos del pueblo palestino”, señala el documento.

Los representantes parlamentarios manifiestan el pleno apoyo y respaldo de sus países al pueblo palestino y aseguran que la resistencia, en todas sus formas, es su legítimo derecho hasta que consigan crear un Estado palestino con capital en Al-Quds.

En la declaración se insta además a la Unión Interparlamentaria (UIP) —organización internacional de Parlamentos—a anular la membrecía de Israel por las atrocidades que comete contra la población autóctona de Palestina.

El texto repudia asimismo las declaraciones racistas del mandatario estadounidense sobre los países latinos y africanos a los que Trump ha tachado recientemente de “países de mierda”.

Además de Palestina, los representantes parlamentarios manifiestan su preocupación por la catastrófica situación humanitaria reinante en Yemen debido a la sangrienta agresión de Arabia Saudí contra el país más pobre del mundo árabe, que ha dejado miles de víctimas entre la población civil.

Por último, la declaración condena el genocidio de la etnia musulmana rohingya a manos del Ejército de Myanmar y pide al Gobierno birmano que ponga fin a esta matanza y a la violación de los derechos de los musulmanes del país asiático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*