Figuras políticas de Irán piden unidad ante complots de enemigos

Varias figuras políticas de Irán han destacado la importancia de la conciencia nacional ante los complots de los enemigos, pidiendo la unidad en medio de las denuncias contra el alza de los precios de los alimentos y el desempleo.

Personalidades de diferentes tendencias políticas, entre ellas conservadores y reformistas, han llamado a los manifestantes que no sigan las directrices erróneas de los extranjeros durante las protestas contra la situación económica.

Desde hace unos días, diferentes ciudades de Irán han sido escenarios de protestas pacíficas y en algunos casos se han convertido en actos violentos, pero las fuerzas de seguridad han podido manejar el orden.

Entre los políticos, el ministro iraní del Interior del país, Abdolreza Rahmani Fazli, ha asegurado que el Gobierno, el Parlamento y el Poder Judicial están decididos a perseguir las demandas del pueblo para resolver los problemas. No obstante, ha insistido en hacer frente a quienes buscan provocar violencia y terror.

Según el titular del Interior, el pueblo persa no renuncia a los ideales de la Revolución Islámica ni a los valores islámicos, aplaudiendo el comportamiento moderado y sensato de las fuerzas del orden y de seguridad.

A su vez, el presidente del Consejo Superior de Reformistas para Decisiones Políticas de Irán, Mohamad Reza Aref, ha advertido sobre los escenarios que a través de los cuales los enemigos tratan de desesperar a la nación persa.

Ali Motaheri, parlamentario iraní, ha hecho hincapié en la necesidad de reconocer el derecho de los ciudadanos a expresar sus demandas y formular sus protestas legales, a la vez que ha resaltado la importancia de hacer frente a cualquier destrucción de las propiedades públicas.

El pueblo iraní se siente libre y expresa su opinión durante las manifestaciones. Esto es un punto positivo para la sociedad y la República Islámica”, dice Ali Motaheri, parlamentario iraní.

“El pueblo iraní se siente libre y expresa su opinión durante las manifestaciones. Esto es un punto positivo para la sociedad y la República Islámica”, ha recalcado Motaheri.

El miembro del Consejo de Administración de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Akbar Ranybarzadeh, por su parte, ha subrayado que los enemigos tratan de impulsar sus intereses a través de exagerar el aumento de los precios en el país persa.

Desde el inicio de las manifestaciones, varios analistas alertan de que los recientes acontecimientos en el país persa forman parte de un plan dirigido por EE.UU. y el régimen israelí.

“Sin duda alguna, entre los guiones más importantes que han tramado Estados Unidos e Israel para hacer frente a Irán y su influencia en la región figuran, perturbar la estabilidad interna de Irán y avivar las protestas”, indicó el sábado Abdel Bari Atwan, en un artículo.

Las autoridades de alto rango de EE.UU. han apoyado a disturbios en Irán, indicando que harán todo lo posible para apoyar a los manifestantes. Donald Trump aprovechó las protestas en Irán para criticar sin fundamento al Gobierno, al que calificó de “corrupto”. Teherán respondió que sólo se trataba de una acción oportunista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*