Irán alerta a Turquía de secuelas de ataques a Siria

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Husein Baqeri, exhorta a Turquía a no poner en riesgo la soberanía nacional ni la integridad territorial de Siria y a frenar las exigencias excesivas de EE.UU. y sus aliados en el país árabe.

El general iraní, en un llamado telefónico que le realizó la mañana a su par turco, el general Hulusi Akar, le ha pedido a Ankara que explique su postura respecto a las operaciones militares que lleva a cabo en la ciudad siria de Afrin para sacar, según indica el Gobierno turco, a las milicias kurdo-sirias, apoyadas por EE.UU., de las zonas próximas a la frontera turco-siria.

“Turquía tiene que esclarecer que no espera conseguir nada del territorio sirio y que este tipo de acciones no se aprovechan, en el mal sentido de la palabra, de los enemigos del pueblo sirio ni del mundo islámico, en particular Estados Unidos y sus aliados, que buscan satisfacer sus demandas excesivas en Siria”, ha subrayado.

Asimismo, ha advertido de los efectos negativos que la ofensiva turca podría tener para los éxitos alcanzados en las negociaciones trilaterales entre Rusia, Irán y Turquía sobre la crisis siria, además de para el proceso de los diálogos en Astaná (capital kazaja).

Mientras tanto, el general Hulusi Akar ha asegurado que la medida fue adoptada ante el riesgo que suponía para Turquía el reforzamiento de los grupos terroristas en Afrin (norte de Siria) y la necesidad de “defender” los pueblos y las ciudades del país euroasiático contra las amenazas de dichas bandas.

“Turquía respeta la integridad territorial de Siria y cumple con lo acordado en las conversaciones trilaterales con Rusia y la República Islámica de Irán”, ha recalcado el general turco.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán ha advertido, la misma jornada, de las consecuencias que acarreará “avivar las llamas de la guerra y la aniquilación” en Siria, y ha insistido en salvaguardar la integridad territorial del país árabe y respetar su soberanía nacional.

Si bien el Gobierno turco describe la operación como “un acto de autodefensa” frente a la creación de un estado kurdo en sus fronteras, algo que ve como una amenaza en su contra, el Gobierno sirio ha rechazado una intervención de Turquía en su suelo y ha amenazado con derribar a los cazas turcos que violen su territorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*