‘Irán vencerá nueva estrategia de EEUU contra República Islámica’

El ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami, ha asegurado este martes que Estados Unidos pretende crear una situación complicada para poder materializar su estrategia antiiraní, y esto demuestra la profundidad de su enemistad hacia Teherán.

“Estados Unidos busca implementar su nueva estrategia contra la República Islámica de Irán creando una atmósfera complicada” y tiene como objetivo dificultar la labor de las autoridades iraníes a la hora de tomar decisiones, ha dicho el titular iraní de Defensa.

Tras manifestar que detrás de esta estrategia han un plan “serio, coherente y bien estudiado”, ha explicado que en una situación complicada se derrumba el orden y no se puede decidir ni reaccionar bien, pero al mismo tiempo ha asegurado que las autoridades persas saldrán airosas ante las amenazas enemigas.

Otro de los propósitos que persigue Estados Unidos en relación con el país persa es hacerle perder oportunidades obligándole a que se centre en otras cuestiones, no obstante, —ha añadido— los iraníes siempre han podido neutralizar estos complots antes de que puedan llevarse a cabo.

En este sentido, se ha referido a los esfuerzos del presidente estadounidense, Donald Trump, para modificar el acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania) y su negativa a eliminar las sanciones contra Teherán, y los ha considerado como parte de la nueva estrategia del país norteamericano contra el Gobierno iraní.

El pasado viernes, Trump prorrogó las exenciones de las sanciones antiiraníes por otros 120 días, pero aseguró que lo estaba haciendo “por última vez”, pese a que el Departamento del Tesoro de EE.UU. había anunciado nuevos embargos no relacionados con el pacto nuclear, también conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés).

Aunque el inquilino de la Casa Blanca declinó retirarse del tratado nuclear por ahora, dio un plazo de cuatro meses al Congreso estadounidense y a sus aliados europeos para “cambiar” este pacto, que lo ha tachado en reiteradas ocasiones de ser el “peor acuerdo” jamás visto en la historia de Estados Unidos.

Sin embargo, otros signatarios del tratado nuclear se han negado, hasta el momento, a poner en práctica las llamadas del jefe de Estado norteamericano a “modificar” el JCPOA, diciendo que es un logro diplomático histórico que se alcanzó tras varios años de intensos trabajos y que está “funcionando”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*