Irán rechaza “guerra subsidiaria” de EEUU, Reino Unido y A Saudí

Un alto funcionario iraní advierte de que, con su apoyo a través del ciberespacio a las recientes protestas en Irán, EE.UU., el Reino Unido y Arabia Saudí han emprendido una ‘guerra subsidiaria’ para ‘impedir el desarrollo’ del país persa.

“Lo que ocurre estos días en el ciberespacio sobre la situación en Irán es una guerra subsidiaria contra el pueblo iraní (…) Los hashtags y mensajes relacionados a la situación de Irán son guiados por Estados Unidos, el Reino Unido y Arabia Saudí”, ha asegurado el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani.

En declaraciones formuladas en una entrevista con la cadena libanesa de noticias Al-Mayadeen, Shamjani ha adoptado la misma postura de otras autoridades iraníes que señalan la “injerencia foránea” de ciertos países en las recientes protestas pacíficas en diferentes ciudades iraníes, suscitadas por el desempleo y los elevados precios de los productos de primera necesidad y que, en algunos casos, han terminado en actos de violencia.

El político iraní ha precisado que la “injerencia organizada de países extranjeros” en los asuntos internos de Irán deriva de la “hostilidad estúpida” que busca “impedir el desarrollo” de la República Islámica.

Shamjani, más en concreto, ha arremetido contra Arabia Saudí por “alentar al pueblo consciente de Irán”. Riad, con tales actos, “no puede cubrir su derrota en Yemen”, ha afirmado para luego indicar que los Al Saud han gastado una gran cantidad de dinero para “materializar su plan político contra Irán”.

El funcionario iraní, en la parte final de la entrevista, ha asegurado que las protestas terminarán en los próximos días. “No hay por qué preocuparse”, concluye.

Algunos funcionarios en EE.UU. y otros pocos países, además de Israel, han apoyado los actos violentos en el país persa e intentado relacionar las marchas con asuntos políticos.

Conforme a varios analistas y observadores, Estados Unidos y el régimen israelí respaldan las protestas en Irán para compensar su pérdida de influencia en la región del oeste de Asia.

Entre las medidas provocativas de Washington, destacan los tuits del presidente estadounidense, Donald Trump, en los que cuestiona el sistema de la República Islámica de Irán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*