Musulmanes deben cortar lazos con EEUU por decisión de Trump

El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, ha pedido a los países musulmanes que corten sus lazos con EE.UU. por la decisión de Trump sobre Al-Quds.

“La menor expectativa de las naciones musulmanas frente a esta imprudencia es que cesen sus lazos políticos con EE.UU. hasta que el Sr. [Donald] Trump comprenda la profundidad de su humillante comportamiento hacia los musulmanes”, ha exhortado.

“Y si tienen una voluntad más alta”, ha dicho Lariyani dirigiéndose a los musulmanes, deben romper también sus relaciones comerciales con EE.UU. para que “este empresario fraudulento que hace las veces de presidente” se dé cuenta de que no puede comerciar con la dignidad de los musulmanes.

La decisión de Trump, anunciada el miércoles pasado, consistió en declarar que EE.UU. pasaba a reconocer a Al-Quds como la capital israelí y, por ello, se procedía al traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén). Nada más conocerse tal medida, el mundo entero expresó sus críticas y condenas, y los musulmanes salieron a las calles para manifestar su indignación.

Durante una sesión parlamentaria, Lariyani ha denunciado que la acción del inquilino de la Casa Blanca “ha roto los corazones de los musulmanes”, para después recordar que tal medida “irrazonable e irracional” ha suscitado las condenas de incluso los aliados más cercanos de Estados Unidos.

El jefe del Poder Legislativo iraní ha rememorado que muchos presidentes de EE.UU. prometieron trasladar la embajada estadounidense a Al-Quds, pero ninguno se atrevió a ponerlo en práctica hasta que llegó Trump, quien lo hizo de forma imprudente tras conversar telefónicamente con varios líderes de los países árabes.

En este sentido, Lariyani ha dejado en claro que Irán cuenta con informes confidenciales en los que se revela que Trump tomó tal decisión en coordinación con algunas naciones, supuestamente árabes, como parte de su plan para fortalecer al régimen de Israel y normalizar las relaciones con él, así como para hacer que se olvide el trágico drama de la nación palestina; “estos países involucrados han puesto toda su dignidad a subasta”.

A continuación, ha alertado de que si los países musulmanes y árabes no se distancian de los planes estadounidenses para la región, otras naciones musulmanas los harán frente, al exigir a todos los países musulmanes que adopten una posición unánime contra el país norteamericano y tomen medidas prácticas en su contra.

Aunque Arabia Saudí condenó públicamente la decisión de Trump sobre Al-Quds, funcionarios palestinos expresaron el pasado viernes su preocupación acerca de que Riad renuncie a sus derechos, ya que actúa entre bastidores para avanzar un “gran pacto” de Estados Unidos sobre el conflicto israelo-palestino que favorezca fuertemente a Israel.

El statu quo de Al-Quds, en la que se ubican emplazamientos sagrados para los musulmanes, los judíos y también los cristianos, es uno de los mayores obstáculos para alcanzar un acuerdo de paz israelo-palestino, pues ambos quieren que esta urbe sea su capital, cuya parte oriental fue ocupada en 1967 por los israelíes, una acción nunca reconocida por la comunidad internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*