El Líder minimiza acusaciones de EEUU sobre los comicios iraníes

El Líder de la Revolución Islámica resta importancia a las críticas de EE.UU. a los comicios en Irán y achaca la furia norteamericana a la influencia mundial de Teherán.

“Los estadounidenses, que mantienen una estrecha cooperación con los regímenes más malvados e inhumanos de la región y causaron un escándalo tan grande en sus recientes elecciones, ahora atacan los comicios de la nación iraní”, ha lamentado este jueves el ayatolá Seyed Ali Jamenei en una reunión con los miembros de la Asamblea de Expertos de Irán.

Con estas declaraciones, el Líder cuestionaba el recientemente publicado informe anual del Departamento de Estado de EE.UU. sobre los derechos humanos en el mundo en 2016, en el que se vuelve a criticar a Irán por varios asuntos, entre ellos, las elecciones presidenciales del 14 de junio de 2013.

Los estadounidenses, que mantienen una estrecha cooperación con los regímenes más malvados e inhumanos de la región y causaron un escándalo tan grande en sus recientes elecciones, ahora atacan los comicios de la nación iraní”, lamenta el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

Como motivo de los ataques estadounidenses, el ayatolá Jamenei ha destacado la estratégica posición de la República Islámica y su creciente influencia en el mundo, sobre todo en la zona occidental de Asia, de la que ha recalcado que es uno de los principales logros del país persa en las últimas cuatro décadas.

“La creciente influencia de Irán, así como el apoyo de otras naciones a su sistema islámico, son nuestra sólida base. Y esta realidad ha enfurecido a los estadounidenses, lo que ha llevado a sus analistas a buscar una manera de contrarrestar esa influencia”, ha subrayado.

El martes, el presidente iraní, Hasan Rohani, rechazó ya el reciente informe estadounidense por cuestionar la transparencia del proceso electoral en Irán. “Las elecciones en Irán son libres, sanas, competitivas y democráticas”, subrayó el mandatario persa, antes de instar a los funcionarios estadounidenses a centrarse en los asuntos internos de su propio país.

El presidente iraní observó que los dos grandes partidos de Estados Unidos —Demócrata y Republicano— protestaron por los resultados de los recientes comicios presidenciales de su país, y agregó que incluso el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, era escéptico sobre la limpieza de la votación antes de ser elegido presidente.

En otro momento de su discurso, el Líder ha advertido de un plan bien diseñado del enemigo para hacer colapsar la economía iraní y penetrar silenciosamente en su cultura, todo ello con el objetivo de “inducir en la nación la decepción con el sistema islámico y privar a los responsables de ese apoyo fundamental en su resistencia contra el enemigo”, ha agregado el Líder.

No obstante, pese a los ataques incesantes de las superpotencias, el ayatolá Jamenei ha resaltado el crecimiento del pueblo iraní, afirmando que “la nación iraní progresa en todos los campos a pesar de los ataques incesantes de todas las superpotencias y el imperio de los medios sionistas”.

Por último, el Líder ha hecho hincapié en la necesidad de luchar contra la arrogancia mundial, y ha asegurado que la juventud iraní está actualmente más preparada que nunca para defender su Revolución Islámica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*