Presidente iraní habla de los recientes fracasos de Washington ante Irán

El mandatario de Irán, Hasan Rohani, ha hecho referencia a los fracasos que sufrió la Casa Blanca durante las últimas semanas: no pudo minar el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) ni desviar la opinión pública tras los disturbios en Irán.

Rohani ha subrayado este domingo las derrotas del Gobierno estadounidense en sus intentos por violar las normas internacionales, evadir sus obligaciones y contravenir la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y el acuerdo sellado en 2015 entre Irán y Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Al destacar los resultados positivos que ha logrado el pacto nuclear iraní tanto a nivel regional como a nivel internacional, ha enfatizado que los éxitos alcanzados nunca se perderán y nadie será capaz de eliminarlos, ya que la República Islámica ha demostrado que es posible desatar los complicados nudos internacionales a través de los diálogos.

“Las negociaciones fueron una prueba para mostrar la sinceridad de Irán y la mentira de los enemigos. La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) ha ratificado la veracidad de Irán, que no está en busca de armas nucleares y su compromiso con lo acordado”, ha afirmado Rohani.

En este contexto, ha apostillado que el fracaso de la Casa Blanca en enfrentar al mundo fue una victoria para la humanidad. El mandatario iraní se ha referido a las recientes manifestaciones que se produjeron en el país persa por los problemas económicos y ha reconocido que la protesta y la crítica son derechos constitucionales de toda persona.

Rohani ha mencionado el oportunismo de Estados Unidos para sacar provecho de los acontecimientos expresando apoyo a los disturbios, para luego subrayar la derrota de los intentos de las autoridades estadounidenses para desviar la opinión pública sobre la situación en Irán.

EE.UU. pidió el pasado 2 de enero una sesión del CSNU para abordar de forma “urgente” los disturbios desatados en Irán, sin embargo, la estrategia le jugó en contra porque los participantes consideraron el tema como un asunto interno.

Hace unos días, se produjeron en varias ciudades iraníes protestas pacíficas por los problemas económicos, no obstante, algunas se volvieron violentas cuando ciertos grupos de alborotadores, algunos de ellos armados, destrozaron propiedades públicas, como comisarías y edificios gubernamentales.

EE.UU. y el régimen de Israel recibieron con beneplácito los disturbios, que según las autoridades persas estuvieron dirigidos desde el extranjero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*