Irán pide cooperación regional contra las molestias ambientales

El presidente iraní, Hasan Rouhani, dijo que los orígenes de las tormentas de arena y polvo que golpean Irán se basan principalmente en los países vecinos y que se necesita una cooperación regional seria para abordar estos temas ambientales

“Necesitamos buscar una región más poderosa, evitando competiciones destructivas, ya que las guerras en curso han afectado a sectores políticos y ambientales”, ha subrayado el mandatario en su intervención este lunes en una conferencia sobre las tormentas de arena celebrada en Teherán (capital iraní).

Ha recordado que las tormentas de polvo que afectan a Irán y muchos otros países de la zona, se han desarrollado desde el inicio de la ofensiva de grupos terroristas como EIIL (Daesh, en árabe), en Irak y Siria, donde sus actos violentos han acabado destruyendo las actividades agrícolas, convirtiendo buena parte de las tierras en desiertos.

“Es un gran error pensar que uno puede conseguir sus intereses usando el terrorismo como una herramienta. El terrorismo causará problemas a todas las partes, incluyendo a sus patrocinadores”, ha advertido Rohani.

“La era de levantar muros entre los países ha terminado y los países necesitan unirse y respetar los derechos de los demás”, ha afirmado el presidente, asegurando: “Estados Unidos y Arabia Saudí están en el camino equivocado si piensan lo contrario”.

Ha asegurado que la única cosa que garantiza una convivencia pacífica en la región de Asia Occidental y Oriente Medio es impulsar una “política ganar-ganar”, pidiendo la adopción de la misma estrategia en temas ambientales.

“La República Islámica ha dado pasos positivos en la prevención de la expansión de los desiertos”, ha destacado el mandatario, instando a otros Estados a asumir su debida responsabilidad para resolver las calamidades ambientales.

Ha explicado que sólo 20 por ciento de las raíces de las tormentas de polvo en Irán existen en el país, mientras que las causas principales pertenecen a fuentes extranjeras que representan el 80 por ciento del problema. “Las tormentas de arena tienen sus raíces en Irak, Siria, Kuwait, Arabia Saudí, Paquistán, Afganistán y Turkmenistán”, ha precisado.

Ha criticado además, varios importantes proyectos de represa en los países vecinos, incluido en Turquía, advirtiendo que serían “peligrosos” para todo Oriente Medio.

“El gigante proyecto que planea construir 22 presas en un territorio vecino” podría tener “consecuencias destructivas” en los dos ríos de Éufrates y Tigris que fluyen hacia Siria e Irak, y perturbar la situación ambiental en Irán y otros países, ha alertado Rohani, pidiendo el cese de dichos proyectos.

La conferencia de tres días de Teherán, al que asisten altos representantes de 34 países del mundo, y de organismos internacionales, incluido el representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Irán, Gary Lewis, busca encontrar soluciones constructivas para acabar con los problemas ambientales como las tormentas de arena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*