Canciller iraní: Irán condena cualquier uso de armas químicas

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán dice que a diferencia de las políticas hipócritas y de doble moral de Estados Unidos y otros llamados defensores de los derechos humanos, la República Islámica de Irán condena vehementemente cualquier uso o amenaza de usar armas de destrucción masiva incluyendo armas químicas.

El Canciller iraní, Mohammad Yavad Zarif, ha emitido este sábado una declaración sobre el 30º aniversario del ataque químico perpetrado por el ex dictador iraquí Saddam Hussein contra el pueblo inocente de Sardasht en el noroeste de Irán.

En esta declaración, ha reiterado que Irán está en contra de cualquier uso de Armas de Destrucción Masiva, incluyendo armas químicas, por cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento.

“Irán también condena cualquier acto de recurrir a tales medios como un pretexto para preparar el terreno para un conjunto de acciones ilegales contra las naciones independientes y los gobiernos de todo el mundo. Irán está en contra de cualquier uso de tales armas por cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento”, ha aseverado el jefe de la Diplomacia de Irán..

A continuación se puede leer el texto completo de la declaración:

 

En el nombre de Dios
En el 30º aniversario del uso de armas químicas del régimen de Saddam Hussein contra el pueblo indefenso y oprimido de Sardasht, conmemoramos la memoria de las víctimas de este crimen contra la humanidad.

Mientras tanto, nuestros pensamientos y oraciones están con las almas puras de estos seres queridos. El ataque fue un crimen amargo y desgarrador que volvió a revelar la inocencia de la gran nación iraní durante la Guerra impuesta por Irak a Irán por unos ocho años. También muestra un documento clave en la historia sobre las afirmaciones absurdas e infundadas planteadas por los llamados defensores de los derechos humanos.

La gran nación de Irán resistió ante una guerra injusta impuesta por el régimen de Saddam que gozaba del  apoyo militar, económico y logístico directo de algunos estados regionales, así como de las potencias internacionales.

La nación también experimentó varias violaciones flagrantes de los derechos humanos, así como derechos de guerra inalienables. Estas violaciones incluyen el uso de armas de destrucción masiva contra las fuerzas militares iraníes, ataques con misiles contra las ciudades iraníes y la demolición intencional y odiosa de ciudades iraníes como Joramshahr por el Ejército derrotado de Saddam.

Todos estos crímenes se llevaron a cabo con el apoyo o por el silencio mantenido por los llamados defensores de los derechos humanos. El ataque químico contra civiles indefensos de Sardasht fue un claro ejemplo de guerra contra la humanidad y del crimen de guerra llevado a cabo por el régimen baasista de Saddam, que dejó martirizadas a cientos de personas, entre ellas mujeres y niños.

Sin embargo, una vez más vimos que las superpotencias del mundo no tomaron ninguna acción decisiva o incluso enviaron un mensaje de pesar y condena!

Hoy en día, las potencias que presentaron alegaciones sobre el uso de armas químicas en Siria bajo un escenario sospechoso y peligroso son las mismas que ignoraron el usos de armas químicas y de destrucción masiva contra los civiles y militares iraníes durante la guerra de Irak, y encima, armaron al criminal Saddam Hussein.

A diferencia de las políticas hipócritas y el doble rasero de algunos de los llamados defensores de los derechos humanos, incluidos los Estados Unidos, la República Islámica de Irán condena fuertemente cualquier uso o amenaza de utilizar armas de destrucción masiva, incluidas las armas químicas. Irán también condena cualquier acto de recurrir a tales medios como un pretexto para preparar el terreno para un conjunto de acciones ilegales contra las naciones independientes y los gobiernos de todo el mundo. Irán está en contra de cualquier uso de tales armas por cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento.

El Ministerio de Relaciones Exteriores iraní conmemora a las víctimas del ataque químico de Sardasht y a sus familiares y conmemora el Día Nacional de Combate a las Armas Químicas y Biológicas, reiterando la determinación de la República Islámica de luchar contra cualquier uso de armas químicas de cualquier tipo.

También pide a la comunidad internacional que utilice todas las capacidades disponibles para detener la producción, la proliferación y el uso de cualquier arma química.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*