Irán repudia acusaciones de países que ‘exportan extremistas’

Irán ha refutado enérgicamente las “absurdas e infundadas” imputaciones de algunos países árabes, que le acusan de apoyar el terrorismo.

El representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru, ha denunciado este miércoles una declaración firmada recientemente por Emiratos Árabes Unidos (EAU) y otros diez países árabes, según la cual, acusan al país persa de expansionismo, de injerir en las cuestiones internas de otros países y de apoyar al terrorismo en la región.

“Resulta sumamente absurdo que los regímenes que producen y exportan extremistas takfiríes a otros países como Irak y Siria, ahora acusen a Irán de apoyar el terrorismo”, ha lamentado en una carta abierta emitida en la ONU.

Resulta sumamente absurdo que los regímenes que producen y exportan extremistas takfiríes a otros países como Irak y Siria, ahora acusen a Irán de apoyar el terrorismo”, ha lamentado el representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru.

Además, ha asegurado que los firmantes de tal declaración son los mismos gobiernos que apoyaron una guerra impuesta por Irak a Irán en 1979 y financiaron al régimen baasista de Saddam Husein para cometer crímenes contra el pueblo persa.

El diplomático iraní ha resaltado también que estos países acusan a Teherán de intervenir en los asuntos internos de otros países, mientras tienen las manos manchadas de sangre de distintas naciones de la región, como es el caso de la sanguinaria guerra que ha iniciado Arabia Saudí contra la gente indefensa de Yemen.

En cuanto a la crisis de Siria, el representante persa ha destacado que la presencia de asesores militares de Irán que apoyan al Ejército sirio en la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) se debe a una solicitud oficial formulada por el Gobierno de Damasco, además de señalar que esta se ha llevado a cabo dentro de las normas internacionales.

“Si Irán no hubiera apoyado al Gobierno de Siria, los terroristas takfiríes que recibían el apoyo de estos mismos regímenes, habrían ocupado el territorio sirio e izado su bandera en otros puntos de Oriente Medio”, ha subrayado.

Las acusaciones antiraníes se producen al mismo tiempo que varios documentos muestran que algunos países árabes, como Arabia Saudí y EAU, están involucrados en proveer de apoyo logístico y militar a Daesh en Oriente Medio y financiar en Siria a grupos extremistas como el Frente Fath Al-Sham (el antiguo Al-Nusra), un grupo afiliado a Al-Qaeda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*