Flota de la Armada de Irán, rumbo al Océano Atlántico

El Comandante de la Armada de Irán, Almirante Habibollah Sayyari, informó que una flota naval iraní planea dirigirse al Océano Atlántico por vez primera, después de una llamada del puerto en Sudáfrica.

La 44ª flotilla de la armada iraní, compuesta por el destructor Alvand y el buque logístico Bushehr, emprendió un viaje a alta mar el 5 de octubre para salvaguardar las rutas marítimas utilizadas por los buques y petroleros del país contra los piratas.

En las declaraciones ofrecidas a los periodistas el lunes, Sayyari declaró que la flotilla cruzó por primera vez el Golfo de Adén y luego atracó en la ciudad portuaria de Dar es Salaam el 29 de octubre y permaneció allí durante tres días.

El comandante de la armada iraní agregó que la flota está actualmente cerca de la frontera marítima de Mozambique y planea dirigirse a las aguas territoriales de Sudáfrica para llamar a un puerto sudafricano si las condiciones del mar lo permiten.Armada iraní

“La flota despachada de la Armada iraní, seguirá navegando hacia el Océano Atlántico después de Sudáfrica si las condiciones son adecuadas”,  agregó el comandante.

Hizo hincapié, en que la presencia de la 44ª flotilla en alta mar, muestra el poderío y la fuerza de la Armada iraní.

“Cuando nuestra flota establece su presencia en un océano y en alta mar, muestra las capacidades de las fuerzas navales del Ejército iraní, al levantar nuestra bandera en alta mar”, expresó Sayyari.

“Esto, puede fortalecer los vínculos de Irán con los países de la región, prevenir la iranofobia y transmitir el mensaje de paz y amistad de Irán a otros países,” agregó.

El comandante también señaló, que las flotas navales iraníes realizan una misión muy importante en alta mar y el Golfo de Adén manteniendo la seguridad marítima.

Nuestra flotilla, también tiene la misión de garantizar la seguridad de los barcos iraníes en el Océano Índico, añadió Sayyari.

Nuestra escuadrilla ha salvado con éxito dos buques iraníes de tres ataques piratas el 17 de octubre en el Golfo de Adén.

Los piratas del Golfo de Adén, que proceden principalmente de costas somalíes, atacaron a un buque mercante iraní en un intento por subirse a él, pero se vieron obligados a huir tras un intenso intercambio de fuego por parte de la flota iraní.

Los piratas también realizaron dos ataques contra otro buque mercante iraní. Inicialmente atacaron el buque con ocho lanchas rápidas a 75 kilómetros al sur de la ciudad yemení de Adén y más tarde con 13 barcos bien equipados a 55 millas al sur de la ciudad portuaria.

Sin embargo, los dos ataques fueron repelidos por las fuerzas navales iraníes y los piratas se vieron obligados a retirarse cuando se vieron envueltos en fuertes disparos.

En los últimos años, la Armada de Irán ha aumentado su presencia en aguas internacionales para proteger las rutas navales y garantizar la seguridad de los buques mercantes y los de tanque.

En línea con los esfuerzos internacionales contra la piratería, la Armada iraní, ha estado conduciendo patrullas en el Golfo de Adén desde noviembre de 2008, salvaguardando contenedores mercantes y petroleros propiedad o arrendados por Irán u otros países.

La Armada de Irán, ha logrado frustrar varios ataques contra petroleros iraníes y extranjeros durante sus misiones en aguas internacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*