Irán y Rusia atraviesan una brillante era de relaciones bilaterales

El embajador iraní en Rusia dice que Teherán y Moscú tienen actualmente sus mejores relaciones en esta coyuntura.

El embajador de Irán en Rusia Mehdi Sanai, en una entrevista con Persia Digest, elaboró los últimos acontecimientos en las relaciones entre Teherán y Moscú. A continuación se describen los aspectos más destacados de la entrevista.

Irán y Rusia están teniendo sus mejores relaciones en este momento. Esto se debe a una comprensión adecuada de la peligrosa y compleja situación en Asia Occidental, una evaluación adecuada del creciente poder e influencia de Irán y la visión estratégica del presidente ruso Vladimir Putin.

Los dos países no sólo atraviesan una brillante era de relaciones comerciales, industriales y militares, sino que están trabajando juntos en la lucha contra el terrorismo en Irak y Siria.

Con la llegada al poder del iraní, Hasan Rohani, la cooperación entre Teherán y Moscú entró en una nueva fase. Los presidentes de ambos países se han reunido 9 veces en tres años y medio, y mantuvieron conversaciones telefónicas varias veces. La voluntad política de los líderes de ambos países y el terreno común que tienen en los acontecimientos regionales e internacionales han acercado a las dos partes. Irán y Rusia son dos vecinos poderosos en una región acosada por numerosos desafíos, y la cooperación entre las dos partes para asegurar la estabilidad y la paz traerá sinergia entre los dos países.

Irán y Rusia tienen intereses y amenazas comunes. La necesidad de estabilidad en Afganistán y Asia Central y en el Cáucaso hace que Teherán y Moscú establezcan una cooperación más estrecha. Irán y Rusia han establecido “la lucha contra el terrorismo” como su objetivo común. Ahora, Siria se ha convertido en un símbolo de la cooperación entre Teherán y Rusia en la lucha contra el terrorismo. Irán y Rusia tienen intereses comunes o enfrentan amenazas comunes en diferentes ámbitos.

Otro punto es que Irán no ve sus vínculos con Rusia como un sustituto para llenar el vacío de las relaciones con Occidente. No se supone que debemos considerar las relaciones con un vecino como reemplazo de las relaciones con otros países. Las relaciones entre Irán y Rusia están tomando forma con base en los intereses de ambas naciones, y estas relaciones se expandirán proporcionalmente al terreno común entre ambas partes en términos de enfoques bilaterales, regionales e internacionales.