La primera ministra de Inglaterra se negó a cubrir la cabeza en su visita a Riad

La primera ministra británica, Theresa May, ha desafiado la costumbre estricta de Arabia Saudí y se ha negado a llevar un pañuelo en su primer encuentro con las autoridades del país árabe.

May aterrizó en Riad el martes en la segunda etapa de su gira de tres días por Oriente Medio y se arriesgó a enojar a sus anfitriones al negarse a cubrirse la cabeza.

Antes de abandonar a Londres, la primera ministra británico aseveró que “Espero mostrar lo que podemos lograr las mujeres”.

En el territorio saudí, no existe ninguna ley que obligue a las mujeres extranjeras a cubrirse la cabeza y la primera ministra británica no es la primera líder que se niega a hacerlo. La exdama, norteamericana, Michelle Obama tampoco lo hizo en su visita al país en el año 2015. Asimismo, la ex secretaria de Estado de los Estados Unidos, Condoleezza Rice, tampoco se cubrió la cabeza en el mismo viaje.

Sin embargo, May ha insistido en que quiere ser un modelo a seguir para las mujeres en Arabia Saudí que aún sufren una opresión extraordinaria en la vida cotidiana.

De acuerdo con  el diario británico “The Daily Mirror”, en Arabia Saudí, las mujeres están prohibidas de conducir y no pueden casarse o salir del país sin el permiso de su padre o esposo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*