EEUU atacó a Siria para ayudar a los terroristas

El ataque de EE.UU. a Siria es un intento para compensar las derrotas sufridas por los ‎grupos terroristas en Alepo (norte) y Hama (oeste), según Irán.‎

En una conferencia de prensa celebrada este lunes en Teherán (capital de Irán), Hasan Rohani, presidente de Irán, ha aseverado que el ataque de EE.UU.en Siria no es compatible ni con la lógica ni con las leyes internacionales, ni beneficia los intereses de los países de la región del Oriente Medio.

“Desde el principio de la crisis Siria, Irán rechazó la intervención extranjera y el apoyo a los terroristas, pero lamentablemente algunos países occidentales los apoyaron”, enfatiza el mandatario iraní.

De esta manera, afirma que los estadounidenses atacaron Siria con un pretexto que, como tal, no está documentado ni es racional.

Es necesario crear una comisión imparcial de investigación, agrega, para esclarecer los hechos, tal como mencioné en los contactos telefónicos que mantuve con los presidentes de Rusia y Siria, Vladimir Putin y Bashar al-Asad, respectivamente.

Rohani señala que para Moscú es sencillo determinar el punto de lanzamiento del gas químico, según ha afirma el presidente ruso.

“Si esto ocurre y se aclara que la tragedia fue realizada por los terroristas, entonces cuál será la respuesta de EE.UU.”, se pregunta.

Rohani ha alzado la voz para indicar que Washington nunca ha cumplido las leyes internacionales, aprovechando la ocasión para enfatizar que las sanciones impuestas por EE.UU. contra el país persa tampoco caben en el marco de las normas internaciones.

“Los estadounidenses, basándose en el unilateralismo, se consideran a sí mismos sin razón líderes del mundo”, denuncia.

Rohani ha concluido que la República Islámica de Irán condena el uso de armas de destrucción masiva, las use quien las use.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el lanzamiento de 59 misiles de crucero Tomahawk contra el aeródromo militar de Al-Shairat en la provincia central de Homs, so pretexto de acabar con la base desde, según decía, se produjo el ataque a Jan Sheijun, en la provincia noroccidental de Idlib.

El Gobierno de Damasco rechaza las acusaciones de haber usado armas químicas en Jan Sheijun, argumentando que el incidente se debió a la explosión de un depósito de municiones del grupo terrorista Frente Al-Nusra (recientemente autoproclamado Frente Fath Al-Sham) que contenía materiales químicos.

El Gobierno sirio entregó todo su arsenal químico a los organismos internacionales en 2014, con lo que puso fin a los esfuerzos de los terroristas y sus patrocinadores para acusarlo del uso de armas químicas. En enero de 2016, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) anunció la destrucción total de su arsenal químico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*