“Renovación de sanciones antiiraníes muestra la falta de credibilidad de Estados Unidos”

El canciller de Irán, Zarif, ante los periodistas

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohammad Yavad Zarif, ha afirmado que la prórroga de la ley antiiraní en Estados Unidos no tendrá “efecto ejecutivo” y será meramente una muestra de la falta de fiabilidad del gobierno estadounidense.

Dirigiéndose a los periodistas en Teherán antes de su partida (el sábado) a Nueva Delhi, Zarif se refirió al voto del Senado de Estados Unidos a prolongar la llamada Ley de Sanciones de Irán (ISA, por sus siglas en inglés) resaltando que dicha legislación carece de valor ejecutivo, según lo informado por Presstv y traducido por IFP.

“Lo que se hizo en el Senado, aunque sea firmado por el presidente de Estados Unidos, no tiene un efecto ejecutivo y desde el punto de vista de la comunidad internacional, muestra la falta de credibilidad del gobierno de Estados Unidos, que actúa en contra de sus compromisos” añadió, informa la agencia de noticias ISNA.

El Senado de Estados Unidos votó este jueves a renovar la ley ISA que se remonta a 1996 y autoriza al presidente de Estados Unidos a imponer potencialmente sanciones a las entidades estadounidenses que hacen negocios con Irán. La Cámara de Representantes de Estados Unidos también había votado para extender la ISA a principios del mes pasado.

La ley fue introducida originalmente por los infundados motivos de que Irán estaba llevando a cabo un programa nuclear no civil.

La ISA se ha convertido en una fuente de tensión renovada entre Irán y los Estados Unidos. Los dos países, junto con otros cinco estados y la Unión Europea, pusieron fin a una disputa de décadas sobre el programa nuclear iraní cuando alcanzaron un acuerdo nuclear en julio de 2015.

El acuerdo, conocido como Plan Integral de Acción Conjunto o JCPOA, estipula que todas las sanciones nucleares contra Irán sean levantadas y que no se impongan nuevas sanciones nucleares mientras que Irán cumpla con una serie de compromisos propios, incluyendo ciertos límites A su programa nuclear y un mayor acceso a los monitores internacionales a las instalaciones nucleares iraníes.

Numerosos informes del Gobierno de Estados Unidos y de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), encargados de supervisar la aplicación técnica del acuerdo nuclear, han confirmado el cumplimiento por parte de Irán.

Con esta decisión, también se renueva la hipótesis de que se impongan nuevas sanciones.

El secretario de prensa principal de la Casa Blanca, Eric Schultz, ha declarado el viernes que “esperaría” que el presidente estadounidense Barack Obama firme la ISA.

Dentro de la legislación, agregó Schultz, “incluye una disposición para permitir que el Secretario de Estado renuncie a las sanciones pertinentes relacionadas con la energía nuclear”.

Sin embargo, la autorización de más sanciones se considera una violación del espíritu del acuerdo de Irán.

Líder de la Revolución Islámica El ayatolá Seyyed Ali Khamenei advirtió el mes pasado que Irán consideraría la prolongación de la ISA una violación del PIAC y que respondería en consecuencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*