Arabia Saudí extraerá uranio y desarrollará un programa nuclear

Arabia Saudí extraerá uranio y desarrollará un programa nuclear

Arabia Saudí dice que planea crear un programa nuclear “autosuficiente” y “pacífico” extrayendo uranio a nivel nacional.

Hashim bin Abdulá Yamani, jefe de la agencia del gobierno saudí encargada de los planes nucleares, dijo que Arabia Saudí quiere extraer uranio para “fines pacíficos”.
Según informa la agencia británica Reuters, Hashim bin Abdullah Yamani, alto responsable saudí encargado de los planes nucleares de Arabia Saudí, reveló el lunes que Riad extraerá uranio de su suelo para utilizar este material como combustible en los reactores nucleares que está construyendo.

El alto responsable saudí destacó la eficacia de la energía nuclear y sus ventajas económicas en comparación con otras fuentes de energía, y por ello insistió en que Arabia Saudí debe capacitarse en el ámbito nuclear.

Yamani insistió en que los planes de Riad para extraer uranio otorgarán a este país “autosuficiencia” en la producción de combustible nuclear, pero, sin embargo, se negó a confirmar si Arabia Saudí pretende enriquecer uranio, actividad que solo es posible bajo la supervisión de Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), ya que existe la posibilidad de que un país intente enriquecer uranio para armas nucleares.

También confirmó que la AIEA, al saber los planes nucleares de Arabia Saudí, ya ha contactado con Riad para iniciar sus tareas de monitoreo en este país árabe con el fin de garantizar que está desarrollando un programa nuclear con fines puramente pacíficos.

Hasta el momento, al menos oficialmente, Arabia Saudí no cuenta con un programa nuclear, aunque ha habido múltiples informes de los medios internacionales sobre los esfuerzos de Riad para hacerse con armas nucleares.

En concreto, en noviembre de 2013 varias fuentes consultadas por la cadena británica BBC confirmaron que Arabia Saudí había invertido grandes sumas en los proyectos de armas nucleares de Paquistán y que había pactado con las autoridades paquistaníes la entrega de armas nucleares a Riad.

Este hecho supone, junto con la adquisición de misiles con capacidad nuclear por parte de Riad, un aldabonazo sobre los posibles planes saudíes en relación con las armas nucleares.

En 2013 la revista estadounidense Foreign Policy reveló que Arabia Saudí, años atrás, le había comprado a China entre 750 y 900 misiles balísticos de alcance intermedio (IRBM, por sus siglas en inglés) CSS-2 —con un alcance de 4800 kilómetros—, misil con capacidad nuclear chino.

Los medios saudíes y chinos insisten en que las ojivas de la versión adquirida por Riad no están diseñadas para portar armas nucleares, pero la poca precisión de los CSS-2(un margen de error de entre 1 y 1,5 kilómetros) convierte a estos misiles en no aptos para el uso convencional, lo que significa que solamente se pueden ultilizar para lanzar armas nucleares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*