Tashkooh o Fiery Mount es una montaña situada en el este de Ramhormoz, en la provincia de Juzistán, en el suroeste de Irán.

Tashkooh, que también se llama Atashkooh (literalmente Fire Moumtain), es conocido por sus llamas permanentes. El monte es una de las atracciones turísticas de la provincia de Juzistán que está registrada como patrimonio nacional.

Según los expertos, este monte siempre es ardiente debido a los vapores de azufre que se elevan desde la capa porosa de la superficie de la montaña. Por la noche, su luz es más visible. El punto interesante es que debido a la existencia de gas en el aire, no puedes encender un fuego cerca del monte.

Aquí hay fotos de la montaña recuperadas de varias fuentes:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*