Príncipes saudíes arrestados en 2017 se encuentran en una situación humillante

Los príncipes saudíes atacados en una campaña anticorrupción dentro del reino viven en una “situación muy humillante”, dijo un príncipe saudí disidente, y agregó que los dispositivos de monitoreo están ajustados a sus piernas para que los líderes saudíes puedan controlar su movimiento.

El gobierno saudí detuvo a más de 300 príncipes y funcionarios como parte de una presunta campaña de lucha contra la corrupción en el reino a finales de 2017.

Muchos de ellos fueron liberados después de pagar enormes sumas de dinero como pena. Los saudíes afirmaron haber obtenido 100 mil millones de dólares de las personas que fueron detenidas en el hotel Ritz-Carlton en Riad.

El príncipe Jalid bin Farhan, un miembro exiliado de la familia real saudÍ que recibió asilo político en Alemania en 2013, dijo a Middle East Eye en una entrevista publicada esta semana que incluso después de su liberación, los ex detenidos no eran hombres libres.

“Tienen dispositivos de monitoreo instalados en sus piernas, sus teléfonos móviles monitoreados y tno están autorizados de viajar fuera del reino”, señaló.

“Así que están bajo una vigilancia personal, severa y humillante dentro de Arabia Saudí”, reiteró el príncipe, quien afirmó que tiene contacto regular con otros príncipes del reino.

El Príncipe Jalid afirmó que la campaña anticorrupción iniciada por el Príncipe Heredero de Arabia Saudí, Mohammad bin Salman fue una movida motivada políticamente para eliminar cualquier desafío de rivales más experimentados, mayores y legítimos.

El príncipe señaló que la familia real estaba en estado de shock por el arresto, la detención y el maltrato de príncipes de alto rango.

“Fue una sorpresa para toda la familia porque las figuras prominentes de la familia fueron detenidas, de una manera que contenía una gran cantidad de humillación”, agregó.

“La familia se enfrenta al menoscabo de su posición en los ojos de la gente. Y esto inevitablemente socavará su legitimidad “, reiteró el príncipe.

Bin Salman sufre de “problemas psicológicos”

El príncipe Jalid declaró que el príncipe de 32 años que ahora tiene un embriagador ascenso al poder ha sufrido de “problemas psicológicos” durante los años escolares, ya que era un miembro ordinario de la familia que a otros no les importaba.

“No diría que fue violento, pero cuando era más joven, en la familia real, no tenía estatus, era un miembro ordinario de la familia”, aseveró.

“Por supuesto, sus primos eran mayores, tenían más experiencia, estaban mejor posicionados, tenían más educación y todo lo demás. Entonces esto creó dentro de él un problema psicológico que representa una venganza contra sus primos”, recalcó.

“La salud mental puede afectar a alguien por completo, y puedo ver claramente que después de que llegó al poder y la forma en que maneja la política refleja sus problemas psicológicos”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*