¿Porqué líder norcoreano no quiere reunire con Trump?

Un analista político dice que el incumplimiento de Trump del acuerdo nuclear de Irán puede llevar al líder norcoreano a desconfiar de Estados Unidos y abandonar las negociaciones con Washington.

El comentarista político, Yafar Boloori, en un artículo publicado en el periódico persa Kayhan, intervino sobre las posibles razones detrás de la suspensión por parte de Corea del Norte de las conversaciones planificadas entre los líderes de las dos Coreas y su amenaza de cancelar una reunión con el presidente estadounidense Donald Trump. A continuación se puede leer el texto completo de la pieza analítica:

Corea del Norte anunció repentinamente que suspendería las conversaciones y cancelaría una reunión con el presidente surcoreano Moon Jae-in, poniendo fin a la felicidad y la alegría de Estados Unidos y sus aliados, es decir, Seúl y Tokio.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte ha atribuido la cancelación de las negociaciones con Seúl a las excesivas demandas de los Estados Unidos y anunció que la Casa Blanca no ha dejado de presionar y hacer duras observaciones contra Pyongyang a pesar de las recientes conversaciones entre las dos Coreas y un deshielo en las relaciones e incluso la aparición de signos de acercamiento entre Corea del Sur y Corea del Norte.

El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, hizo comentarios humillantes sobre Corea del Norte, ya que Estados Unidos y Corea del Sur iban a celebrar ejercicios militares conjuntos, que son contra la naturaleza de Pyongyang.

Dijo que Corea del Norte no debe desmantelar sus misiles y armas atómicas dentro del país; ¡más bien, Pyongyang debería entregarlos a los Estados Unidos!

De todos modos, Corea del Norte reiteró que no destruiría sus armas nucleares a cambio de comerciar con Estados Unidos y que Pyongyang podría suspender las conversaciones entre el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y los EEUU y Corea del Sur.

¿En qué medida deberíamos tomarnos en serio las observaciones? ¿El anuncio de Corea del Norte se debe realmente a las demandas excesivas de Washington, o es que Corea del Norte no tenía intención de desmantelar sus armas nucleares desde el principio?

En pocas palabras, ¿todas las reuniones y conversaciones entre los líderes de las dos Coreas fueron solo un espectáculo? En el actual artículo, trataremos de encontrar respuestas lógicas a eso.

La primera hipótesis es que Corea del Norte no tenía intención de desmantelar sus armas e instalaciones nucleares desde el principio. La razón es que Kim Jong-un no es un joven ingenuo e inmaduro como Mohammed bin Salman a pesar de toda la propaganda anti-Kim.

Esto se puede entender al revisar la tendencia de las conversaciones de Corea del Norte con sus enemigos en los últimos meses. Kim, que tiene más de 30 años, se basó en la historia de los eventos de deportes de invierno en Corea del Sur para dar inicio a muy buenas conversaciones. El mensaje más importante de las conversaciones, al menos hasta ahora, ha sido enviar un mensaje al mundo de que Corea del Norte no es un país aislado y favorece la lógica y el diálogo.

Corea del Norte ha sido noticia en todo el mundo en los últimos meses.

En segundo lugar, el líder norcoreano sabe bien que Corea del Sur, Japón e incluso Estados Unidos, con la economía y el estatus que tienen, tienen mucho que perder si estalla la guerra entre ellos, ¡pero Corea del Norte no tiene mucho que perder!

Una amenaza o prueba nuclear de Corea del Norte perturbaría las bolsas de valores de estos países y desafiaría seriamente sus economías. Cuando Kim dice en su primer encuentro con el líder de Corea del Sur, un aliado clave de Estados Unidos, que “No te preocupes más, dormirás bien a partir de ahora”, sabe bien que su vecino del sur no puede dormir en noche temiendo la energía nuclear de Pyongyang.

En tercer lugar, la supervivencia de Corea del Norte y su gente se basa en estas armas nucleares y el poderío militar. Pyongyang no tiene dudas de que si no fuera una gran potencia militar, Estados Unidos la habría tragado hace mucho tiempo.

Por lo tanto, no parece lógico que este país acepte tal riesgo y destruya sus armas nucleares y disuasivas frente a los Estados Unidos, especialmente cuando Estados Unidos está dirigido por una persona como Trump, que fácilmente incumple sus compromisos.

Otra hipótesis es que debemos aceptar que Corea del Norte tuvo la intención de reunirse con las autoridades norteamericanas y sus aliados debido a las duras sanciones impuestas contra él, pero decidió no continuar las conversaciones debido a las razones mencionadas a continuación.

Si consideramos que esta hipótesis es cierta, deberíamos ver qué incidente especial podría haber ocurrido desde que comenzaron las negociaciones entre Seúl y Pyongyang, un incidente que podría haber hecho que Corea del Norte perdiera su confianza a medias en Estados Unidos y disuadirlo de continuar las conversaciones.

Los sucesos ocurridos durante ese período incluyen la continuación de las amenazas contra Corea del Norte, la continuación de las maniobras conjuntas de los EEUU y sus aliados en la península coreana, las humillantes observaciones de las autoridades estadounidenses contra Pyongyang (como los comentarios de John Bolton sobre Corea del Nortes y las armas nucleares de Corea) y, lo que es más importante, el incumplimiento de los compromisos de los Estados Unidos y su retirada del JCPOA.

Cada uno de los eventos mencionados anteriormente podría haber incrementado la desconfianza de Corea del Norte hacia los EEUU y haber provocado que abandonara las negociaciones en el medio del camino. Sin embargo, parece que la razón más importante que pudo haber hecho que Kim abandonara las conversaciones es el incumplimiento de Washington con el JCPOA, lo que provocó una desconfianza cada vez mayor hacia los EE UU.

Un senador estadounidense de alto rango dice que la retirada de Trump del JCPOA demostró el argumento de Irán de que Estados Unidos no es confiable.

En el caso de Corea del Norte y los EEUU No hay una “Europa” involucrada. Entonces, Kim no puede decir, como algunas personas en Irán, que continuará con Europa si los Estados Unidos se retiran.

Seúl y Washington tienen posiciones idénticas en Corea del Norte. Ambos dicen lo mismo y persiguen el mismo objetivo. Por lo tanto, al observar los acontecimientos que rodean el JCPOA, Pyongyang probablemente ha llegado a la conclusión de que si desmantela sus armas nucleares, que sirven como elemento de disuasión, no habrá garantía de que los EEUU no violarán sus obligaciones.

¡Además, Pyongyang sabe que la destrucción de sus armas nucleares equivale a la destrucción de Corea del Norte!

Y la tercera hipótesis; tal vez la razón por la cual Corea del Norte abandonó las conversaciones es lo que ha anunciado oficialmente, es decir, la creciente presión y amenazas contra Pyongyang por parte de EEUU y sus aliados en medio de negociaciones y humillantes comentarios como los de John Bolton.

Antes de detener las conversaciones, Corea del Norte liberó a varios prisioneros estadounidenses y comenzó a desmantelar instalaciones clave relacionadas con sus pruebas nucleares como un gesto de buena voluntad.

Parece que la primera hipótesis está más cerca de la realidad, es decir, Corea del Norte no tenía intención de desmantelar sus armas nucleares y misiles desde el principio. La razón de este reclamo es lo que mencionamos anteriormente.

La supervivencia de Corea del Norte depende, más que cualquier otra cosa, de su poder militar y capacidad de disuasión. Además, la parte de las conversaciones con Pyongyang es alguien como Trump. Kim también tiene el JCPOA en mente; por lo tanto, Pyongyang no correrá el riesgo de desmantelar sus armas nucleares a cambio de comerciar con los EEUU.

Además, Corea del Norte, con las características que tiene hoy en día, es una de las palancas clave de China para presionar a los Estados Unidos. Además, la economía de Corea del Norte depende en gran medida de China.

Beijing definitivamente no perderá esta palanca fácilmente, sin importar lo que diga en palabras. Ahora, surge la pregunta de por qué Corea del Norte entró en conversaciones si no tenía intención de desmantelar sus armas nucleares.

De hecho, el joven líder de Corea del Norte aprovechó Trump y su locura, notoriedad e incumplimiento de promesas de sus asociados y jugó muy bien el juego del “diálogo” para mostrar que Pyongyang favorece las conversaciones y la paz a diferencia de lo que se ha dicho al respecto.

Corea del Norte comenzó a destruir las principales instalaciones para sus pruebas atómicas para demostrar que hablaba en serio, pero dejó las negociaciones bien cuando Estados Unidos se reiteró del JCPOA y continuó sus amenazas, humillaciones y juegos de guerra. De esta manera, Pyongyang le dijo al mundo que Estados Unidos es peligroso, aislado y poco confiable.

Por supuesto, debemos esperar y monitorear las reacciones futuras de ambos países. Los días por venir son de especial importancia y se mostrarán con hipótesis más precisas. Deberíamos esperar y ver si Corea del Norte elegirá un destino como el de Muammar Gadafi o si continuará en el mismo camino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*