Ataque liderado por EEUU contra Siria tenía como meta humillar a Rusia

Un analista político dice que la acción militar liderada por Estados Unidos contra Siria el sábado tenía como objetivo humillar a Rusia.

Ali Qaem-Maqami, un experto en asuntos de Turquía, ha hablado sobre los objetivos detrás del ataque de Washington a Siria y el papel de Ankara en el ataque con misiles liderado por Washington. A continuación se puede leer el texto completo de su entrevista con el sitio web en línea Khabar Online:

Khabar Online: Horas después del ataque a Siria por parte de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía emitió un comunicado anunciando que Ankara da la bienvenida a la acción militar contra Siria por parte de Estados Unidos y sus aliados. La declaración dice que Turquía considera el ataque como una respuesta al gobierno sirio.

Ankara dijo que la acción militar liderada por Estados Unidos fue una reacción al ataque químico “inhumano” en la ciudad de Douma. La declaración fue emitida en un momento en que Ankara organizó recientemente una reunión tripartita para resolver la crisis en Siria. ¿Turquía estuvo involucrada en el ataque?

Analista: El ataque imperialista tenía como objetivo impedir la tendencia de las conversaciones entre Astaná y Sochi, probar y humillar a Rusia y también contrarrestar a Irán y Hezbolá. La acción militar pretendía vengarse del ejército sirio por su victoria en Guta Oriental y purgar los elementos del Yaysh al-Islam de Douma y esta misma región y eliminar las amenazas que enfrentaba Damasco.

El ataque dirigido por Estados Unidos también tenía como objetivo apoyar la operación de Israel en Siria, respaldar al [así llamado] Ejército Sirio Libre apoyado por Turquía y la OTAN, y envalentonar al Partido de la Unión Democrática (PYD) afiliado al PKK, que, a su vez, condujo a la traición de Erdogan y al atrapamiento de Turquía.

De una forma u otra, Turquía quedó atrapada. El comandante del Ejército Sirio Libre dice que intensificará su operación contra Siria con el apoyo de los EEUU, pues Turquía no tiene otra opción que apoyar la política de los Estados Unidos en Siria. Erdogan perdió su credibilidad con Irán y Rusia, provocando divisiones en la tendencia de las conversaciones de Astaná.

Pues, Turquía se alineó con Israel y Arabia Saudí en Siria. Estados Unidos fortaleció las posiciones del PKK y el PYD. La OTAN comenzó a operar en Siria. Turquía renovó su lealtad a la OTAN y Trump. Si los ataques continúan y Rusia, al igual que los aliados de Al-Asad, no se resisten, Siria se desintegrará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*