Vicepresidenta iraní llama a formación de una red global contra violencia

La Vicepresidenta de Asuntos de la Mujer y la Familia de Irán, Masoumeh Ebtekar, ha pedido el establecimiento de una red entre gobiernos, parlamentos, ONG y mujeres activistas para promover la paz y la seguridad no solo en Oriente Medio sino a nivel internacional.

Ebtekar, que se dirigió a la ceremonia de clausura del Evento internacional sobre “Mujeres, paz y seguridad sostenibles” en Teherán, señaló la coincidencia del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) y el Día de la Mujer en la República Islámica de Irán (9 de marzo) y lo describió como una “oportunidad excepcional para todos nosotros de promover la cultura de paz y entendimiento entre nuestras sociedades”.

“Nos enfrentamos a grandes amenazas existenciales para la vida y el planeta Tierra en la actualidad; uno es guerra, agresión, violencia, terrorismo y lo vemos todos los días. Lo escuchamos en las noticias. O muchos de nosotros hemos sobrevivido”, señaló.

“El otro es una amenaza existencial a la esencia de la vida, la guerra contra la naturaleza y la guerra contra la vida en el planeta Tierra”, agregó.

La vicepresidenta iraní aseveró que “ambas amenazas existenciales están ahora sobre la mesa y son cuestiones que han sido abordadas por la comunidad internacional y por los gobiernos locales, las ONG y las personas”.

Asimismo adujo que es muy importante abordar estos temas sobre un concepto de paz y seguridad en general y en una dimensión más conceptual y teórica, así como para abordar las causas profundas de la violencia, el terrorismo y la inseguridad.

Además, señaló que la paz parece haberse vuelto más elusiva que nunca en Asia, África y en muchas partes del mundo, incluida nuestra región.

“Mujeres, hombres y niños están sufriendo y la naturaleza también está sufriendo por la intervención de los países poderosos del mundo  “, dijo, y agregó que la agresión, el terrorismo, la violencia y el extremismo son todas las diferentes formas de violencia que enfrentamos hoy.

Ebtekar notó que nuestras acciones están enraizadas en nuestras creencias y cosmovisión. “Si hay violencia, extremismo y guerra, está arraigada en ciertas cosmovisiones, creencias, mentalidades y un enfoque materialista egoísta”.

“Vemos este enfoque materialista y egoísta sobre las mujeres también y la violencia contra las mujeres”, señaló, y agregó que esto no se limita a casos de guerra y agresión.

“Ahora se ve la violencia contra las mujeres en muchas sociedades; incluso vemos esta tendencia en las sociedades occidentales. Hoy hay una campaña ‘Yo también’ contra el acoso sexual y lo ve en festivales de cine y otras ocasiones en que hay una campaña mundial para proteger contra el acoso sexual”.

Ebtekar enfatizó que si necesitamos promover la paz y la seguridad en el mundo de hoy, debemos partir de nuestros corazones, mentes, mentalidad y nuestro enfoque.

“Necesitamos traer ese cambio en la forma en que manejamos el mundo, en nuestro enfoque sobre asuntos globales. Necesitamos evitar la mentalidad que trae un ataque contra el ser humano, la naturaleza, las amenazas existenciales que enfrentamos en el mundo de hoy”, indicó.

“Este es el mensaje que trae nuestra sesión de hoy, que necesitamos una paz mental y espiritual en nuestras almas y espíritus. Necesitamos esa paz para poder promover la paz y la seguridad en el mundo de hoy. Tenemos que asegurarnos de que haya una colaboración entre las naciones para promover la paz “, continuó.

La funcionaria iraníes adujo que “debemos asegurarnos de que haya entendimiento entre las naciones a nivel internacional”.

Luego calificó la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de la ONU como una resolución muy importante, y retóricamente preguntó: “¿Qué tan bien se ha implementado realmente? ¿Cuántas mujeres tenemos en los niveles de toma de decisiones, en cuestiones relacionadas con la resolución de conflictos, a nivel nacional, qué tan bien hemos podido involucrar a las mujeres? ”

“Y a nivel de la sociedad civil, ¿hemos sido capaces de promover suficiente conciencia entre la sociedad civil y luego involucrar a la sociedad civil en los procesos de construcción de la paz y promover el espíritu de enfrentar la violencia y promover la paz y la comprensión?”.

Señaló además que Irán es una sociedad muy diversa en términos de grupos étnicos y religiosos. También es muy diverso en términos de la cultura artística y tradicional.

Sin embargo, agregó, a pesar de la diversidad, también somos una sociedad muy pacífica; tenemos nuestros propios desafíos y altibajos como cualquier otra sociedad, y también tenemos nuestros principios.

Ebtekar se refirió a la coexistencia pacífica de diferentes grupos étnicos y denominaciones religiosas en el país, y dijo que están viviendo juntos en paz y prosperidad.

Ella dijo que actualmente el gobierno tiene una política muy seria de empoderamiento y promoción del estatus y los derechos de las mujeres y la familia.

“En lo que respecta a promover la paz y la seguridad, la familia tiene un papel muy importante; la familia en todas partes del mundo enfrenta hoy serios desafíos. Creemos que se debe establecer un diálogo titulado ‘Diálogo Nacional Familiar’ y lo hemos comenzado en 11 de nuestras 31 provincias”.

“También necesitamos un diálogo intergeneracional con nuestra joven generación en términos de promover la importancia de la familia y también promover el espíritu de paz, comprensión y compasión entre la sociedad y también dar voz a la generación joven, escuchar sus preocupaciones y cuestiones”, añadió.

También reiteró que hay un importante proyecto en marcha en la Vicepresidencia para Asuntos de la Mujer y la Familia sobre la promoción de la resiliencia social. “La resiliencia social es un indicador importante en casos de desastres naturales y conflictos, peligros sociales y elementos que cualquier sociedad podría tener”.

“Esta es también una política que estamos promoviendo; tenemos una campaña y talleres nacionales y esquemas educativos sobre resiliencia social. Creemos que la resiliencia social podría ser una solución para muchas de las dolencias sociales que tenemos en nuestra sociedad y podría servir también de ejemplo para otras sociedades”.

Además, señaló los paneles de expertos celebrados el miércoles con la participación de varios activistas, abogados y académicos iraníes y extranjeros, y dijo que muchos ejemplos de los sufrimientos de las mujeres se discutieron en los paneles

“Durante los paneles del miércoles, se discutieron los temas de la guerra, la violencia y la importancia de la paz y la seguridad “, señaló.

“Las sesiones que tuvimos el miércoles y jueves pueden ser un punto de partida para una campaña y una red entre gobiernos, parlamentos, ONG y mujeres activistas para promover la paz y la seguridad no solo en esta región sino a nivel internacional”, agregó.

En Esta misma línea, Ebtekar afirmó que espera establecer esa red particularmente entre las diferentes naciones y países que asistieron a la sesión y también entre las ONG y las comunidades diplomáticas.

“Esperamos poder mantener este enfoque y establecer una red y avanzar y quizás influir en la región”, recalcó.

“Lo que se ha hecho en los últimos dos días es que ha escuchado la voz de aquellos que han sufrido durante la guerra; las mujeres, los niños y la gente del mundo; y que ha trabajado en formas y métodos en los que podemos promover la paz y la seguridad”, agregó.

“Ha sido la voz de los que no tienen voz aquí y espero que esto sea un paso adelante positivo en términos de promover la paz y la seguridad en el mundo de hoy”, concluyó.

El evento internacional de dos días sobre “Mujeres, paz y seguridad” concluyó el jueves en una ceremonia en la que también participó el ministro de Relaciones Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

El evento fue organizado por la Vicepresidencia de Asuntos de la Mujer y la Familia, y tuvo como objetivo crear “una oportunidad para aprender de las valiosas experiencias de las mujeres en la región y allanar el camino para una acción eficaz hacia la realización de la paz sostenible”.

También tenía como objetivo eliminar la violencia de género que se utiliza como arma de guerra contra las mujeres y las niñas y, por último, reformar las actitudes que han exacerbado el extremismo violento y han abusado desvergonzadamente de la fe y la religión como inspiración y fundamento de la violencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*