Las parlamentarias iraníes abogan por una mayor participación social de las mujeres

Las parlamentarias femeninas han pedido una participación más amplia de las mujeres en la sociedad iraní, particularmente en su mercado laboral y política, argumentando que ayudará a estimular el desarrollo de la nación de 80 millones.

Las mujeres ocupan 17 escaños en este parlamento, su número más alto desde la victoria de la Revolución Islámica de 1979.

Los activistas esperan que el mayor número de mujeres en el parlamento afecte positivamente los derechos de las mujeres.

Soheila Jolodarzadeh, una veterana legisladora afiliada al campo reformista, dice que una mayor participación social de la mujer ayudará a la sociedad a desarrollarse más rápido, ya que poseen características únicas que las hacen perfectas para algunos tipos de trabajos.

“Hoy, cada vez más mujeres se han salido de sus roles tradicionales para tener una mayor participación en la sociedad”, afirmó.

Jolodarzadeh dijo que la gran paciencia de las mujeres y su habilidad superior para formar relaciones con las personas las hace aptas para diversos puestos, particularmente en el mundo de la política.

“A pesar de [la considerable] oposición a la participación de la mujer en la política, [creo] que son muy capaces de emprender actividades en este campo”, aseveró.

Más mujeres empleadas significa mayor salud

Parvaneh Salahshouri, otra parlamentaria afiliada al bloque reformista, dice que una mayor participación de la mujer en la fuerza de trabajo del país podría mejorar los niveles de salud y educación de las familias iraníes.

Además, las mujeres empleadas, prosiguió también podrían criar a niños más exitosos, ya que su experiencia laboral les permite manejar mejor los asuntos familiares y enseñar a sus hijos a ser independientes y responsables.

Salahshouri, quien encabeza la facción de mujeres del parlamento, dijo que han tomado varias medidas para alentar la participación social de las mujeres, incluida la propuesta de planes para proporcionar a las mujeres empresarias instalaciones para la creación de empleos en el hogar.

Aunque la brecha de género en la educación se ha superado y las mujeres tienen una presencia significativa en las escuelas y universidades, su participación en el mercado de trabajo todavía es pequeña.

La tasa de participación de las mujeres iraníes en la fuerza laboral es una de las más bajas en comparación con muchos otros países.

Las estadísticas muestran que la participación de las mujeres en el mercado laboral aumentó constantemente en el período 1997-2005, del 10% al 17%.

Sin embargo, la tasa disminuyó en el período 2005-2013, del 17% al 10%, bajo la administración de Mahmoud Ahmadineyad.

Pero desde 2013, cuando el presidente Hasan Rohani llegó al poder, la tasa ha estado creciendo.

Según un informe publicado por el centro de investigación del Parlamento iraní el 20 de diciembre de 2017, las tasas de participación de hombres y mujeres en la fuerza de trabajo en el año fiscal 2016-17 fueron del 64% y el 14,9%, respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*