Canciller iraní viajó a Balcanes para impulsar exportaciones no petroleras

Un funcionario económico es optimista de que el reciente viaje del ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif a los Balcanes podría ayudar a aumentar el comercio no petrolero de Irán, ya que estos países han mostrado más disposición a comprometerse en la colaboración económica con Teherán que los gobiernos occidentales.

Masoud Jansari, presidente de la Cámara de Comercio de Teherán, cree que Irán podrá impulsar significativamente las relaciones económicas con los Balcanes dado el enorme potencial de cooperación entre la República Islámica y los estados de Europa del Este.

Zarif comenzó su gira de cinco días por Europa del Este y los Balcanes el lunes, que lo llevó a Serbia, Bulgaria, Croacia y Bosnia.

Una delegación económica, incluidos empresarios representantes de firmas del sector privado activas en diversos campos, en particular dispositivos médicos, equipos eléctricos y productos químicos, acompañaban al jefe de Diplomacia iraní en su gira a Europa oriental.

Jansari, quien encabezó la delegación que acompaña a Zarif, dijo a la agencia de noticias persa Khabar Online que tiene esperanzas de que Irán y los cuatro países, particularmente Serbia y Bulgaria, puedan restablecer las estrechas relaciones comerciales que tenían hace algunas décadas.

El encargado iraní aseveró que el viaje, durante el cual la delegación económica iraní discutió posibles asociaciones con sus homólogos europeos, podría ayudar a impulsar el entendimiento mutuo entre las empresas del sector privado y permitirles encontrar oportunidades para la cooperación.

“Irán tiene muchas atracciones para los estados balcánicos”, dijo Khansari.

Estos países, que han sido parte del bloque del este, tienen economías más pequeñas que los países occidentales y en general están menos preocupados (violando las sanciones de Washington contra Irán) “, indicó.

El comercio de Irán con Europa fue severamente dañado en la década de 2000, principalmente debido a su larga disputa nuclear con Occidente, que sostenía que el programa nuclear de Teherán podría tener dimensiones militares.

El acuerdo nuclear de 2015 resolvió la disputa, al eliminar las sanciones de la ONU y de la UE, y parte de los embargos de los Estados Unidos a cambio de frenar el programa nuclear de Teherán.

Sin embargo, las sanciones restantes de Estados Unidos, impuestas con pretextos no nucleares, así como la postura poco cooperativa de Washington, han impedido que Irán obtenga todos los beneficios a los que tenía derecho en virtud del acuerdo.

La polémica demanda del presidente Donald Trump para la renegociación del pacto ha sido un gran obstáculo para la normalización del comercio de Irán con Europa y Asia.

Trump calificó el acuerdo de “vergüenza”, y prometió “darlo por terminado” a menos que Irán haga nuevas concesiones en sus programas nucleares y de misiles, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*