Han pasado un par de años desde que el primer hotel de barraca de adobe de Irán se abrió a turistas en la ciudad de Qale Ganj, en la sureña provincia de Kerman, al sureste de Irán.

El hotel puede albergar hasta 60 huéspedes en sus 31 cabañas. Todos los bienes, equipos y artesanías utilizados en las cabañas son producidos por habitantes locales y artesanos.

El proyecto fue llevado a cabo por la fundación benéfica Iran Mostazafan y Janbazan (fundación para los oprimidos y discapacitados).

Los visitantes ahora tienen la oportunidad de experimentar las tradicionales viviendas en el desierto iraní, pero sin perderse los lujos de un hotel moderno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*