Líder elogia la coexistencia pacífica chiíes y suníes en Irán

El Ayatolá Jamenei, uno de los hombres más poderosos del mundo

El ayatolá Seyed Ali Jamenei, el líder de la Revolución Islámica de Irán, ha elogiado la coexistencia pacífica de los musulmanes chiíes y suníes en Irán, describiéndolos como un modelo a seguir para todos los musulmanes en el mundo.

En comentarios publicados el martes, Ayatolá Jamenei ha aseverado que las provincias de mayoría suní de Sistán y Baluchistán en el sureste, Kurdistán en el oeste y Golistán en el noreste son símbolos de unidad musulmana y un modelo a seguir para la cooperación y la coexistencia fraternal de chiíes y suníes.

Dirigiéndose a un grupo de personas de las provincias de Sistán y Baluchistán, el ayatolá Jamenei ha afirmado que el martirio de un adolescente suní durante la guerra de ocho años impuesta por Irak a Irán, o el martirio de un clérigo suní mientras defendía la revolución islámica contra las fuerzas contrarrevolucionarias , indican que los hermanos chiíes y suníes en la República Islámica se reúnen en las situaciones más difíciles.

El Líder ha expresado además su gran amor por la gente de Sistán y Baluchistán, y describió a los baluchiíes como personas amistosas, sinceras y talentosas con una historia brillante y única en comparación con otros grupos étnicos iraníes.

“A pesar de tales capacidades abundantes, la gente de Sistán y Baluchistán fue ignorada durante las dinastías Qayar y Pahlavi, y esto evitó que florecieran”, ha agregado.

En este mismo sentido, el ayatolá Jamenei ha instado a los funcionarios provinciales a realizar un seguimiento serio de las necesidades del pueblo en esta región, incluidas las instalaciones de desalinización del agua y el sistema ferroviario, y les pidió que aprovechen las potencialidades del sector privado mientras utilizan los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo.

Sistán y Baluchistán es la segunda provincia más grande de Irán (después de la provincia de Kerman), y comparte fronteras con Pakistán y Afganistán.

Baluchiíes son predominantemente musulmanes suníes. Sistaniíe, sin embargo, son predominantemente musulmanes chiíes.

La provincia hoy es la más subdesarrollada, desolada y la más pobre de las provincias de Irán. El gobierno iraní ha intentado revertir esta situación mediante la implementación de nuevos planes, como la creación de la Zona Industrial Libre de Chabahar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*