La lluvia de invierno en la provincia occidental iraní de Kermanshah ha creado escenas muy atractivas en el sitio histórico de Taq-e Bostan.

Taq-e Bostan, que significa “Arco del jardín” o “Arco hecho de piedra”, es una serie de tallas grandes en rocas pertenecientes a la era sasánida. Se encuentra a cinco kilómetros de la ciudad de Kermanshah, al oeste de Irán.

Está ubicado en el corazón de las Montañas Zagros, donde ha soportado casi 1.700 años de viento y lluvia.

El sitio se ha convertido en un parque arqueológico y se han reunido una serie de capiteles de columnas sasánidas e islámicas tardías.

Este complejo consiste en una serie de propiedades desde periodos prehistóricos a históricos como Morad-Hasel Tepe, una antigua aldea, un cementerio parto y un coto de caza sasánida.

La propiedad más significativa del complejo pertenece a la era de Sasánida que se compone de dos pórticos, así como bajorrelieves pendientes de la misma época.

A continuación, se puede observar las fotos de Taq-e Bostan bajo la lluvia recuperada por la agencia de noticias Tasnim:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*