Irán construirá una planta de energía solar con inversión de Seúl

Irán planea construir una nueva planta de energía solar en la localidad de Zarandieh, en la provincia de Markazi, como parte de un proyecto financiado principalmente por una empresa surcoreana.

El gobernador de Zarandieh, Mohamad Qanati, dice que el proyecto también involucrará al sector privado de Irán.

“Anteriormente, una delegación de Corea del Sur visitó el área en la que se establecerá la planta de energía”, dijo Qanati en un informe de lengua persa de la agencia de noticias de la República Islámica (IRNA, por sus siglas en inglés).

También agregó que se ha asignado un área de 28 hectáreas al proyecto. “Una empresa de Corea del Sur proporcionará el 70 por ciento ($ 44m) de la inversión requerida para el lanzamiento del proyecto. La parte restante será financiada por una compañía iraní”.

Según Qanati, la planta de energía solar se construirá dentro de los próximos 15 meses con una capacidad de producción de 17mw.

El gobernador aseeró que la ubicación estratégica de la ciudad de Zarandineh, cerca de la capital, Teherán, y el aeropuerto internacional Imam Jomeini la ha convertido en un lugar apropiado para la inversión.

“Es por eso que muchas empresas nacionales y extranjeras están interesadas en hacer inversiones en la ciudad”, concluyó.

Zarandieh es el hogar de cerca de 400 grandes y pequeñas productoras.

Con las primeras reservas de gas más grandes y la cuarta reserva de petróleo en el mundo, Irán es un gigante global de hidrocarburos. Los políticos iraníes, sin embargo, están muy ansiosos por desarrollar energías renovables para aumentar la seguridad energética, reducir la dependencia del país de los hidrocarburos y cumplir sus objetivos de crecimiento en la demanda de electricidad.

La topografía de Irán es bastante apropiada para las energías renovables y eso hace que el cumplimiento de estos objetivos sea bastante realista y probable para el gobierno iraní.

Irán goza de una gran diversidad en su clima y vastas regiones áridas. Las regiones del sur, noroeste y sudeste de Irán reciben alrededor de 300 días de sol al año, por lo que son especialmente adecuados para la producción de energía solar.

Según los datos publicados por la Vicepresidencia de Ciencia y Tecnología de Irán, el gobierno ha otorgado una prioridad particular a las regiones centrales del país, incluido Yazd, debido a su clima y su proximidad a la red eléctrica nacional.

Con la reciente eliminación de las sanciones, las empresas iraníes ahora tienen un mayor acceso a una gama más amplia de tecnologías solares cada vez más sofisticadas y financiamiento para comprarlas y desarrollarlas. Los beneficios inmediatos serán la instalación rápida de tecnologías y, a largo plazo, es probable que el país adquiera la capacidad de producir una cantidad significativa de su infraestructura solar a nivel nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*