Descontento y desconfianza pública,causas de recientes protestas en Irán

Un informe del Ministerio del Interior de Irán reveló que la insatisfacción y la desconfianza pública junto con las conspiraciones de enemigos extranjeros han sido las causas principales de los recientes disturbios en Irán.

El informe, que fue preparado y enviado al presidente iraní Hasan Rohani en base a su orden, ha citado los siguientes motivos como las causas de las recientes protestas en Irán:

  • Insatisfacción pública y una disminución de la confianza de las personas causada por la incompetencia y el fracaso de los organismos estatales para mejorar la situación actual de la sociedad
  • Gestión incorrecta de la opinión pública, mayores demandas y expectativas, tanto en campañas electorales como en rivalidades políticas, sin tomar en cuenta los recursos del país, y una consiguiente acumulación de expectativas no realizadas e insatisfacción pública.
  • Actividades continúas de los enemigos extranjeros de Irán, incluidos los EEUU y sus mercenarios regionales, así como los grupos contrarrevolucionarios (MKO).

ISNA en un informe de lengua persa citó al viceministro del Interior, Husein Zolfaqari, quien señaló que el informe se basa en la recopilación de datos especializados y en información válida.

Asimismo aseveró que el informe se compiló independientemente de las percepciones personales y los intereses de las corrientes políticas.

“Básicamente, al describir y explicar tales eventos, la interferencia de tales orientaciones conduce a errores de cálculo y, en última instancia, no tiene un resultado positivo para el país”, recalcó.

Zolfaqari agregó que la lealtad del pueblo a la Revolución Islámica y sus metas y aspiraciones, así como la importancia de la estabilidad y la tranquilidad del país, además de las preocupaciones del pueblo por la seguridad del país, condujeron a la reacción espontánea de la nación, y los enemigos, que buscaban crear un conflicto armado en el país, fracasaron en la implementación de sus planes.

“El 59% de los manifestantes eran estudiantes de secundaria o graduados, el 14% tenía licenciatura y el uno por ciento tenía calificaciones más altas, mientras que el nivel de educación del 16% de los manifestantes no se conoce con exactitud.

Además, el 84% de estos manifestantes tenían menos de 35 años sin ningún registro policial “, señaló Zolfaqari.

Refiriéndose a la falta de responsabilidad adecuada de los procedimientos administrativos en los diversos departamentos e instituciones que son responsables de los asuntos actuales de la gente, y la naturaleza problemática de la burocracia administrativa innecesaria, el viceministro del Interior advirtió si tales defectos estructurales no se resolverían con efectividad medidas, no se puede esperar que disminuyan las quejas.

A principios de este mes, Irán fue testigo de protestas pacíficas contra los aumentos de precios y la situación económica general del país.

Sin embargo, un número limitado de personas violentas, algunas de ellas armadas, intentaron convertir las protestas pacíficas en disturbios callejeros. Conscientes de cómo las personas violentas intentaron secuestrar los mítines pacíficos, los manifestantes originales no tardaron en escuchar las llamadas de las autoridades para que salgan de las calles.

Según los oficiales, algunos alborotadores usaron escopetas y pistolas para atacar a la policía y disparar contra la multitud de manifestantes. Mientras que la violencia esporádica continuó por varios días y se cobró la vida de al menos 25 personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*