La tasa de precipitación de Irán alcanza un récord bajo en los últimos 50 años

Irán padece sin precedentes bajas precipitaciones y experimenta una sequía prolongada y las esperanzas de lluvias o nevadas activas en todo el país se han visto truncadas.

El viceministro de Energía de Irán, Rahim Meidani, dice que la sequía de este año no tiene precedentes en los últimos 50 años.

Tras señalar que no ha habido buenas precipitaciones en el actual año calendario iraní, dijo que la situación en las provincias ubicadas en zonas áridas y semiáridas, como las provincias de Markazi, Qom, Semnan, Teherán, Alborz e Isfahan, es muy diferente a la de los inviernos de hace pocos años.

Este funcionario iraní también señaló que en las provincias donde se esperaban buenas lluvias, como Chaharmahal y Bajtiari, Loristán, Hamadán y Kurdistán, la tasa de precipitación disminuyó drásticamente.

“La precipitación fue solo normal en las provincias de Ardabil y Golistán”, agregó.

Meidani también mencionó que si esto continúa, el ministerio tendrá problemas en el campo de la generación de energía de las centrales hidroeléctricas en el pico de verano.

Según la organización meteorológica de Irán, el país persa experimentó una disminución del 56 por ciento en la precipitación promedio durante el período comprendido entre el 23 de septiembre y el 25 de diciembre en comparación con el mismo período en los últimos años.

Además, casi el 96 por ciento del área total de Irán sufre de diferentes niveles de sequía prolongada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*