La isla de Kish de Irán en el Golfo Pérsico, con sus playas de arena blanca y arrecifes de coral, ha sido durante mucho tiempo un destino importante para los turistas iraníes y extranjeros.

Los amplios bulevares bordeados de palmeras que rodean la isla de 100 kilómetros cuadrados atraen a cualquier turista, especialmente durante la temporada de otoño cuando el clima es muy agradable.

Si eres enérgico, caminar es una de las mejores actividades en esta isla, que a menudo se llama la Perla del Golfo Pérsico.

La costa de Kish es una de las costas menos peligrosas del mundo. Kish tiene hermosas playas de arena blanca para dar relajantes paseos.

El número de visitantes de Kish ha aumentado de 2,2 millones por año en 2009 a 5,2 millones en 2015, y se espera un aumento aún mayor.

A continuación puede ver las fotos de la preciosa isla de la Agencia de Noticias Tasnim:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*