Irán posee documentos que demuestran la implicación de EEUU en agresión a Yemen

La Misión Permanente de Irán ante las Naciones Unidas presenta documentos que demuestran la implicación de Washington en los ataques contra Yemen.

El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha insertado en su cuenta de Twitter un enlace a un archivo titulado “Una refutación de indicios alternativos. Estudio de un caso: Yemen”, que contiene datos que muestran que Washington está implicado en la agresión al pueblo yemení.

Zarif publica este documento presentado por la misión iraní ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en respuesta a las infundadas acusaciones lanzadas contra Irán el día anterior por la embajadora de EE.UU. en el ente internacional, Nikki Haley, quien afirmó que un misil lanzado desde Yemen contra Arabia Saudí el 4 de noviembre era de fabricación iraní.

El documento constata que Arabia Saudí fue el segundo país del mundo que importó más armas el año pasado (principalmente, de Estados Unidos), con un incremento documentado del 212 por cien.

Entre las compras, se señala el acuerdo por valor de 110 mil millones de dólares firmado en la visita de mayo pasado a Riad (capital saudí) del presidente de EE.UU., Donald Trump. En el marco de este acuerdo, recientemente se ha confirmado la venta a Arabia Saudí de miles de ‘municiones guiadas de precisión’ por un valor de 7 mil millones por parte de las compañías Raytheon y Boeing.

Según el Instituto de Investigación Para la Paz Internacional de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés), Arabia Saudí ha empleado por otra parte bombas de racimo en sus ataques aéreos a Yemen, indica el texto, que añade que la utilización de esta munición está prohibida en virtud de un acuerdo suscrito por 119 países.

Sin embargo, el documento iraní resalta que la colaboración del país norteamericano con el régimen de los Al Saud en la agresión a Yemen no empezó durante el mandato de Trump, iniciado en enero pasado. La venta de armas comenzó con su predecesor, Barack Obama, quien firmó un total de 42 acuerdos de armas con Riad por valor de 115 mil millones de dólares.

“Estados Unidos ha apoyado la campaña de bombardeos contra Yemen reabasteciendo en vuelo a los cazas de la coalición saudí. En 2015 empezó el proceso de venta de más de 8000 bombas guiadas por láser a las Fuerzas Aéreas saudíes”, señala el texto tuiteado por Zarif.

Los misiles balísticos no son nada nuevo en el empobrecido país árabe. Tanto Yemen del Sur como Yemen del Norte importaron tales armas en las décadas posteriores a la de 1970, principalmente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

De hecho, en la guerra civil de 1994 se desplegaron varios Scud. El entonces presidente Ali Abdolá Saleh llenó el arsenal nacional de misiles balísticos comprando estos proyectiles a Corea del Norte. En 2002, esas armas fueron interceptadas por militares españoles y entregadas a las fuerzas navales de Estados Unidos.

Finalmente, Abdolá Saleh —aliado de Washington y Riad—, evadió la incautación de esta munición al recibir en diciembre de ese año el permiso del presidente estadounidense George H. W. Bush (1989-1993) para conservar los misiles, que Pyongyang había vendido con luz verde de EE.UU. y de Arabia Saudí.

Finalmente, tal y como se esperaba dado este historial, el grupo de la ONU que investiga las acusaciones de Riad y Washington sobre una presunta transferencia de misiles por parte de Irán a Yemen asegura que no hay pruebas de tal cosa.

También ayer jueves, la representación de Irán en la ONU afirmó que las “fabricadas” acusaciones de EE.UU. en su contra “buscan encubrir los crímenes de guerra cometidos en Yemen por Arabia Saudí con la complicidad de EE.UU. y desviar la atención internacional y regional de la estancada guerra de agresión contra los yemeníes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*