Irán y Rusia analizan la crisis de Siria en Moscú

Irán y Rusia analizan la crisis de Siria en Moscú

El viceministro de Relaciones Exteriores del Irán para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Yaberi Ansari, ha mantenido conversaciones con varios funcionarios rusos sobre los acontecimientos regionales en Moscú.

Yaberi Ansari se entrevistó el martes con el viceministro de Defensa ruso, Alexander Fomin, y el enviado especial del presidente ruso Vladimir Putin para asuntos sirios, Alexander Lavrentiev, sobre la crisis de Siria y las formas de poner fin al conflicto en el país árabe.

Durante la reunión, que se celebró en el Ministerio de Defensa ruso, también hablaron sobre los últimos esfuerzos e iniciativas de los tres estados garantes del Proceso de Astaná: Irán, Rusia y Turquía, para reducir la tensión y resolver la crisis en Siria. .

Temprano en el día, Yaberi Ansari también se reunió con su homólogo ruso, Mijail Bogdanov.
Durante la reunión, el jefe de la delegación de Irán en las conversaciones de paz en Astaná y el funcionario ruso, que es el representante especial de Putin para Medio Oriente, discutieron los últimos acontecimientos en la región y la cooperación entre los dos países para resolver la crisis siria.

Siria se ha visto atrapada por los grupos terroristas que gozan del apoyo de los  extranjeros desde marzo de 2011.
Los esfuerzos diplomáticos por terminar con los combates en Siria cobraron impulso en 2017 con el anuncio de un alto el fuego en el país árabe a principios de enero.

Irán, Rusia y Turquía han iniciado una serie de conversaciones de paz para poner fin a más de seis años de guerra en Siria. La séptima ronda de conversaciones de paz comenzó en la capital kazaja el 30 de octubre.
La cuarta ronda de las conversaciones en mayo produjo un memorando de entendimiento sobre las zonas de desescalada en Siria, reduciendo drásticamente los combates en el país.

Durante la sexta ronda de conversaciones de Astaná en septiembre, Irán, Rusia y Turquía acordaron un acuerdo para establecer y patrullar una zona de desescalamiento en la provincia norteña de Idlib, en Siria. A principios de octubre, Turquía desplegó tanques y vehículos militares en su frontera con Siria, lo que aumentó la presencia militar en Idlib.

Según un informe del Centro Sirio de Investigación de Políticas, el conflicto se cobró la vida de más de 470,000 personas, lesionó a 1,9 millones más y desplazó a casi la mitad de la población antes de la guerra del país de unos 23 millones dentro o más allá de sus fronteras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*