Los parlamentarios iraníes condenan el silencio de los países musulmanes contra la violencia anti rohingyas

Varios legisladores iraníes han criticado a los países musulmanes por permanecer en silencio sobre la represión contra los musulmanes en Myanmar.

Uno de los Miembro de la Comisión de Política Exterior del Parlamento Hossein Naqavi Hosseini dice que el hecho de que el gobierno de Myanmar está detrás de todos los crímenes cometidos contra los Rohingyas muestra que la represión va más allá de las diferencias religiosas.

“Todos los crímenes contra musulmanes en Myanmar fueron cometidos por las tropas del ejército del país y la policía, cuyo papel en la violencia es muy claro, por lo que no se puede decir que la represión se debió simplemente a las diferencias religiosas entre musulmanes y budistas”, señaló.

Según un informe de lengua persa de la agencia de noticias ICANA,el legislador iraní sostuvo que el gobierno de Myanmar es responsable de las vidas y de la característica de los musulmanes en su país.

Naqavi Hosseini instó a los estados musulmanes y la Organización de Cooperación Islámica ya las Naciones Unidas a que no simplemente condenen las atrocidades contra los musulmanes sino que tomen medidas prácticas.

Asimismo aseveró que la forma de tratar con el gobierno de Myanmar es utilizar la presión económica y política.

Qasem Yasemi, otro diputado, también dio un golpe a las organizaciones internacionales y los llamados defensores de los derechos humanos por guardar silencio frente a las atrocidades cometidas contra los Rohingyas.

“La inacción de los estados islámicos sobre el comportamiento brutal del gobierno de Myanmar hacia los musulmanes es inaceptable, y es necesario que este gobierno sea sometida bajo la presión de cualquier manera posible, ya sea presión política o presión económica o similares, para detener sus acciones contra Musulmanes “, subrayó Yasemi.

Abolfazl Mousavi Boyuki fue otro legislador que pidió acción contra la violación de los musulmanes Rohingyas.

También aseveró que matar a los musulmanes es una estrategia de genocidio en la agenda de las potencias hegemónicas.

En esta misma línea adujo que los enemigos del Islam atacan a los musulmanes bajo el pretexto de la religión, pero de hecho están siguiendo una agenda política.

“Las organizaciones internacionales emiten declaraciones para cualquier acción legal en el juicio de un criminal, pero se han mantenido en silencio frente a la violencia contra los musulmanes en Myanmar porque  el hecho de apoyar a los musulmanes no está en su agenda”, precisó Mousavi Boyuki.

Asimismo dijo que Irán no puede ayudar a los musulmanes en Myanmar mediante el envío de grupos militares, sino que debe entrar en acción a través de formas políticas y económicas.

“Se requiere que los países musulmanes trabajen en tándem para ejercer presión económica como las sanciones contra Myanmar y reducir el nivel de sus relaciones políticas y diplomáticas con el país”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*