Cancillería iraní denuncia el fallo antiiraní de Canadá

Bahram Qassemi

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán ha criticado la decisión de un tribunal canadiense de defender un fallo de un tribunal estadounidense contra la República Islámica.

El vocero de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi ha denunciado la decisión de un tribunal canadiense de defender un fallo de un tribunal estadounidense contra el país persa.

En un comunicado emitido este martes, el titular iraní, desestimó la decisión de un tribunal canadiense de reconocer los veredictos anti-Irán emitidos por Washington.

Qasemi, también, ha rechazado la medida ya que “contradice las normas del derecho internacional”.

“Básicamente, la emisión de resoluciones judiciales contra un gobierno extranjero va en contra del principio de igualdad soberana de los estados”, ha aseverado Qasemi.

En esta misma línea, ha hecho hincapié en que Irán se reserva el derecho a recurrir a los canales jurídicos para reivindicar sus derechos.

“Independientemente de la división de las ramas gubernamentales en Canadá, el gobierno de Ottawa será directamente responsable de cualquier eventual daños y prejuicios como resultado de tales movimientos por diferentes ramas del gobierno canadiense”, ha señalado.

El Ministerio de Exteriores de Irán de este modo reaccionó a una medida punitiva del Tribunal de Apelación de Ontario contra Irán, en la que exige a Teherán el pago de unos 1,7 mil millones de dólares a las víctimas de un ataque contra militares estadounidenses.

La corte canadiense acusa a Irán de estar implicado en un ataque contra una base de las Fuerzas Navales de EE.UU. en Beirut (capital de El Líbano) en 1983 que dejó 241 militares muertos, y defiende que su dictamen se basa en la necesidad de actuar en el marco de la Ley de Justicia para las Víctimas del Terrorismo (JVTA, por sus siglas en inglés).

Cabe recordar que el Tribunal Superior de Justicia de Ontario ordenó en junio de 2016 compensar, con 13 millones de dólares en activos no diplomáticos de Irán congelados en Canadá, a los familiares de los militares estadounidenses muertos en el atentado de Beirut.

En aquel entonces, la corte canadiense declaró a Teherán “responsable del financiamiento y entrenamiento” de miembros del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) y del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), a los que acusó de estar detrás de estos atentados entre 1983 y 2002.

Entre tanto, la República Islámica de Irán ha rechazado en numerosas ocasiones toda implicación en tales atentados.

A finales de junio y bajo las mismas acusaciones, un jurado de Nueva York decidió que el Gobierno de EE.UU. está autorizado a confiscar un edificio de propiedad iraní ubicado en Manhattan.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*