Acuerdo de Irán y la petrolera francesa Total genera controversia en Teherán

El acuerdo sellado entre Irán y el gigante energético francés Total para el desarrollo de la Fase 11 del campo de gas de Pars Sur ha provocado reacciones contradictorias en Irán.

Los opositores y defensores del acuerdo firmado el 3 de julio no han perdido la oportunidad de expresar sus opiniones al respecto. Pero la pregunta principal es ¿si están o no todos calificados lo suficiente para expresar sus ideas?

El consorcio formado por Total y la Compañía Nacional de Petróleo de China (CNPC) firmó un preacuerdo con la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC en sus siglas inglesas) de un valor de cinco mil millones de dólares con el fin de desarrollar la fase 11 del campo de gas Pars Sur en Irán.

Según el acuerdo preliminar, Total controlará el 50,1 % del proyecto, CNPC tendrá un 30 % y la iraní Petropars un 19,9 %. Medios económicos estimaron entonces su valor en 4.200 millones de euros.

En su discurso durante la ceremonia de firma, el ministro iraní de Petróleo de Irán, Biyan Zanganeh, dijo que este es un día muy bueno para la industria petrolera iraní. También expresó la esperanza de que la industria se convierta en una nueva fase con la firma del acuerdo.

El portavoz del Gobierno iraní, Mohamad Baqer Nobajt, también dijo que con la firma del acuerdo, Irán ha demolido el muro de las sanciones.

El acuerdo ha provocado reacciones contradictorias entre un mayor número de actores políticos y económicos iraníes. Los funcionarios gubernamentales han acogido con satisfacción el acuerdo, mientras que la cuestión de la firma de nuevos contratos petroleros con empresas extranjeras, en particular el gigante francés Total, ha sido controvertida provocando serias disputas dentro de Irán en los últimos meses.

En un caso, el líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ordenó a los funcionarios responsables que no se debieran firmar nuevos contratos de petróleo y gas con las empresas internacionales sin las reformas necesarias.

En una carta al primer vicepresidente de Irán, Eshaq Yahangiri, dos semanas antes de firmar el acuerdo de gas Irán-Total, el ex legislador Ahmad Tavakoli criticó al gobierno por violar sus propias aprobaciones sobre la necesidad de observar medidas de seguridad en el trato con empresas extranjeras.al tachar de ilegal el acuerdo Teherán-Total, el influyente exdiputado iraní que ahora preside el Observatorio para la Transparencia y la Justicia, ha dicho que la firma del mencionado pacto “necesita el visto bueno del Consejo Supremo de Seguridad Nacional”.

“La 8ª estipulación de la directriz dice que el acceso de las compañías a la información secreta sobre campos petroleros iraníes debe ser discutido en el Consejo de Seguridad Nacional”, agregó Tavakoli.

Ahora la mayoría de los críticos dicen que su principal pregunta es si el gobierno ha abordado las cuestiones planteadas por Tavakoli. Pero hay otros opositores al acuerdo petrolero que han dado un paso más allá. Ali Reza Zakani, un ex diputado iraní, dice que está en contra del acuerdo por razones más allá de lo que Tavakoli planteó en su carta.

“Estamos en contra del acuerdo porque la empresa francesa dejó a Irán solo, durante las sanciones occidentales y es notoria por sus tratos corruptos”, agregó.

Los partidarios del acuerdo, sin embargo, lo ven como una victoria para la República Islámica. En respuesta a los críticos, Zanganeh dijo que el acuerdo de gas se firmó a pesar de la oposición de dentro y fuera del país porque los opositores no ven con buenos ojos a los logros de Irán en particular sus relaciones restauradas con el mundo.

También destacó que el acuerdo ha sido firmado de acuerdo con la Constitución de la República Islámica de Irán. “Con base en las aprobaciones gubernamentales, ahora se asigna un consejo de siete miembros para asegurarse de que el acuerdo no viole las aprobaciones gubernamentales. El consejo está compuesto por cuatro ex ministros y otros tres altos funcionarios “, recalcó.

En declaraciones al margen de la ceremonia de la firma, Zanganeh también dijo que Irán ha invertido cinco mil millones de dólares, pero se espera que Total invierta cerca de seis mil millones de dólares.

“Algunos críticos dicen que hemos entregado entre el 50 y el 70 por ciento de la totalidad de las acciones del acuerdo con el extranjero. Pero esto está mal. La totalidad de los ingresos de Total y su consorcio de los campos de gas se situaría en menos del 15 por ciento en los próximos 20 años”.

Esto ocurre cuando Hedayatolá Jademi, miembro de la mesa directiva del parlamento iraní, dice que los legisladores están dispuestos a llevar a cabo una revisión del acuerdo con Total y expresó la esperanza de que habrá un mecanismo apropiado para supervisar el pacto.

“También esperamos que la parte francesa permanezca comprometida con sus compromisos bajo el acuerdo y no lo dejará inacabado”, dijo.

En esta misma línea afirmó que durante los próximos dos días, la mesa directiva del parlamento entrará en correspondencia con el Ministerio de Petróleo para obtener los detalles del acuerdo.

“Teniendo los detalles, la comisión relativa comenzará una investigación sobre el acuerdo”, señaló.

Las declaraciones del legislador revelan un punto importante: Ni los oponentes, ni los partidarios, son conscientes de los detalles del acuerdo. Parece que el Ministerio del Petróleo ha decidido mantener los detalles en secreto.

Por lo tanto, es evidente que todas las opiniones expresadas a favor o en contra del acuerdo se basan en algunas especulaciones de medios parciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*