El cierre de Al Jazeera entre las condiciones previas de Riad para Catar

Un general saudí jubilado ha revelado las principales condiciones previas de Riad para normalizar las relaciones con Catar y resolver la actual crisis en el Golfo Pérsico.

El influyente funcionario del Ejército saudí, el teniente general Anwar Eshki, cercano al rey saudí Salman bin Abdulaziz Al Saud, ha revelado las principales condiciones previas de las autoridades saudíes para normalizar los lazos con Catar y superar la actual crisis en el Golfo Pérsico.

Al comentar sobre las políticas del régimen saudí para ejercer presión sobre Catar, dijo que las actividades de la radiodifusora con sede en Doha, Al Jazeera es uno de los mayores problemas  de Arabia Saudí.

“Catar está obligado a terminar completamente las actividades de la emisora para ayudar a normalizar los lazos entre los dos países”, dijo en una entrevista con el periódico árabe Kuwaiti, al-Qabas,

Eshki acusó a Al Jazeera de perseguir políticas hostiles hacia Arabia Saudí, y aseeró que la emisora de Catar ha adoptado un enfoque negativo hacia los estados árabes del Golfo Pérsico al difundir propaganda hostil contra ellos, un movimiento que es apoyado por el gobierno de Catar.

Asimismo reiteró que el gobierno de Catar está proporcionando a Al Jazeera un amplio apoyo financiero, subrayando que para restablecer las relaciones cordiales con Riad, Doha está obligado a suspenderlo completamente.

Agregó que la expulsión de todos los miembros de la Hermandad Musulmana y el movimiento de resistencia palestino Hamas de Doha es la otra condición de Arabia Saudí para la reanudación de las relaciones amistosas con Catar.

Esto se produce cuando los funcionarios de Catar han negado claramente a aceptar cualquiera de las condiciones previas establecidas por los saudíes.

A partir del 5 de junio, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Yemen y Egipto cortaron relaciones diplomáticas con Catar, acusándola de desestabilizar la región con su apoyo a grupos terroristas.

Además, Arabia SaudÍ, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin cerraron su espacio aéreo a Catar y pidieron a los diplomáticos de Catar que abandonaran sus territorios en un plazo de 48 horas.

A raíz de estos estados, Mauricio, Mauritania, Maldivas y el gobierno oriental de Libia también suspendieron las relaciones diplomáticas con Catar.

Mientras tanto, el ministro turco de Relaciones Exteriores Mevlüt Çavuşoğlu y el ministro de Economía Nihat Zeybekçi están programados para viajar a Kuwait para mantener conversaciones con los funcionarios del país sobre relaciones mutuas y resolver el problema de Catar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*