Cuerpos de 130 mártires iraníes repatriados tras tres décadas

Los cuerpos sagrados de 130 mártires iraníes de la guerra impuesta por Irak a Irán (1980-88) fueron devueltos al país a través del río Arvand, en el oeste de Irán, unos 29 años después de la finalización de la guerra.

El 25 de mayo, los cuerpos recuperados de 130 mártires iraníes de la guerra de ocho años impuesta por Irak a Irán (1980-88) fueron trasladados al país vía Arvand River, la frontera natural que separa a Irán del estado árabe.

Estos cuerpos sagrados pertenecían a las fuerzas armadas iraníes que habían sacrificado sus vidas durante la guerra para proteger la integridad territorial de su país y defender el honor de su pueblo.

El jefe del Comité de Búsqueda de las Fuerzas Armadas Iraníes, el General de Brigada Mohammad Baqerzadeh, dijo que 18 de estos cuerpos pertenecían a un grupo de buzos militares del ejército iraní en la Operación Karbala-4.

Agregó que los cuerpos serán transferidos a la capital iraní de Teherán para su identificación.
Baqerzadeh dijo que después del proceso de identificación, los cuerpos serán enterrados en diferentes ciudades iraníes el 20 de julio, simultáneamente con el aniversario del martirio del Imam Yafar Sadiq, el sexto Imam chií.

Los cuerpos fueron repatriados un día después del 35 aniversario de la liberación de la estratégica ciudad portuaria de Jorramshahr, en la provincia iraní de Juzestán.

La ciudad fue recapturada de las fuerzas iraquíes bajo el ex dictador Saddam Hussein. El 24 de mayo de 1982, las fuerzas iraníes retomaron a Jorramshahr de los iraquíes que habían ocupado la ciudad portuaria a comienzos de la guerra el 26 de octubre de 1980.

La repatriación de los cadáveres llegó también un par de años después de que miles de iraníes participaran en un procesión fúnebre masiva alrededor de la Plaza Baharestán en el centro de Teherán para rendir homenaje a otros 270 mártires de la guerra de ocho años cuyos cadáveres habían sido repatriados después de tres décadas.

Durante la procesión fúnebre de junio de 2015, los ataúdes de los mártires fueron envueltos en las banderas nacionales de Irán.

Un total de 175 de los cuerpos pertenecían a un grupo de buzos militares que habían sido devueltos a Irán el 18 de mayo de 2015.

Baqerzadeh había notado que algunos de los cuerpos recuperados tenían las manos atadas y no tenían cicatrices, lo que indica que los mártires fueron enterrados vivos por las fuerzas del antiguo régimen bassista iraquí durante la Operación Karbala-4.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*