Informe iraní: Erdogan busca expandir políticas neo-otomanas en O.Medio para contrarrestar a Irán

Erdogan puede reforzar su retórica anti-iraní y tratar de contrarrestar los intereses de Teherán en el Medio Oriente tras su victoria en el reciente referéndum, informa un diario iraní.

El periódico iraní Vaghaye-e Etefaghiyeh, en un artículo de lengua persa, habló sobre los comentarios anti-iraníes del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, en particular sus afirmaciones sobre los esfuerzos de la República Islámica para difundir el “persianismo” en Oriente Medio.

La pieza es la siguiente:

En los últimos meses, Erdogan ha hecho algunos comentarios enérgicos sobre Irán y su supuesto papel en las crisis de Oriente Medio. Especialmente después de su victoria en un referéndum nacional sobre el cambio del sistema político de Turquía de parlamentario a uno presidencial, Erdogan parece estar acariciando las ideas neo-otomanas más que nunca.

En sus pensamientos, Erdogan ha formado una mentalidad de doble vía basada en una división chií-suní y persa-turca, que podría ser comparada con las rivalidades otomano-safávidas durante los siglos pasados.

Un testimonio de eso son las recientes declaraciones de Erdogan después de su victoria en el plebiscito sobre las reformas constitucionales celebradas el 16 de abril de 2017.

En sus duros comentarios, el presidente turco lanzó una vez más acusaciones contra Irán. En una entrevista con Al Yazira, afirmó que Irán está llevando a cabo una política de expansionismo y persianismo en la región, lo cual, dijo, va en contra de las enseñanzas islámicas.

Erdogan preguntó quiénes son las Fuerzas de Movilización Popular (también conocidas como al-Hashd al-Shaabi) en Irak, y quién las apoya. Afirmó que son un grupo terrorista a pesar de que el Parlamento iraquí los ha aprobado, y agregó que uno debe anotar quiénes son los partidarios del grupo. Además, afirmó: “Tal comportamiento nos molesta. Somos musulmanes. Nuestra religión no es la etnicidad”.

El presidente turco afirmó que Irán tiene planes especiales para Siria, Irak, Yemen y Líbano y que ha entrado en esos países. Los países en los que tiene planeado establecer una base de poder persa allí. Esto, aseveró, es muy importante y debe ser estudiado cuidadosamente.

Asimismo, recalcó  que espera que Irán cambie su política y agregó que Turquía no querría que un país islámico fuera su enemigo.

“Debemos unirnos y permanecer lado a lado sin mostrar ningún sesgo hacia la religión”, señaló.

“Lo que nos une es el Islam, y esto es algo que el mundo musulmán necesita hoy en día”, continuó.

El tono de los comentarios de Erdogan muestra claramente que en esta coyuntura ha encontrado una buena oportunidad para expresar sus ideas neo-otomanas y pensamientos que se ajustan a los principios de la regla otomana.

Por lo tanto, podemos predecir que Erdogan, en un futuro cercano, aumentará sus críticas y comentarios duros contra Irán. También intensificará sus esfuerzos para contrarrestar los intereses de Irán en Oriente Medio y convertir a Turquía en una hegemonía regional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*