Enviado de ACNUR alaba a Irán por su “ejemplar acogida a los refugiados”

El representante de ACNUR ha elogiado el apoyo ejemplar de Teherán a los refugiados.

El enviado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) Sivanka Dhanapala alabó la ejemplar acogida del país persa a los refugiados calificándola como “una generosidad y un gran logro a nivel mundial”.

“La República Islámica de Irán ha acogido generosamente durante largo tiempo a los refugiados más necesitados del mundo”, afirmó Dhanapala en una entrevista concedida a la agencia de noticias Tasnim, traducida por IFP, tras subrayar que según las estimaciones del gobierno iraní unos 951,142 refugiados afganos y 28.268 refugiados iraquíes residen en Irán, además de 620.000 afganos con situación legal en el país.

De acuerdo a una información, el enviado especial del ACNUR ha mantenido una presencia ininterrumpida en la República Islámica de Irán desde 1984, ya que cuenta con oficinas ubicadas en las ciudades de Teherán, Mashhad, Kerman, Shiraz, Isfahán y en la frontera Dogharoun.

“Desde la primera entrada de refugiados afganos hace casi cuarenta años, el ACNUR ha trabajado en estrecha colaboración con su principal contraparte gubernamental en la Oficina de Extranjeros e Inmigrantes de los Asuntos Exteriores (BAFIA) del Ministerio de Interior, para ayudar y proteger a los refugiados en el país. A pesar de la gran repatriación voluntaria a Afganistán, que tuvo lugar entre 2002 y 2005, Irán ha sido testigo de una disminución general en el número de retornados a su país de origen, en gran parte debido al continuo deterioro de la seguridad y la situación económica en Afganistán.

Como resultado, el ACNUR ha estado trabajando muy de cerca con el gobierno en las áreas de salud, educación y medios de vida en un esfuerzo por mejorar el acceso a los servicios para los refugiados durante su estancia en Irán, y trabajando bajo la sombra de una estrategia anual regional conocida como “estrategia de soluciones para los refugiados afganos” (Ssar) en un esfuerzo por encontrar soluciones duraderas para la población más grande de refugiados en Irán.

En lo que respecta al Sector salud, la República Islámica de Irán ha establecido un precedente a nivel mundial mediante la inclusión de todos los refugiados en su esquema de Salamat Seguro Universal de Salud Pública (UPHI) para que todos los refugiados afganos e iraquíes registrados en los servicios de seguros de salud sea similar al de los nacionales iraníes. La iniciativa entre la Oficina de Extranjeros e Inmigrantes Asuntos (BAFIA) del Ministerio de Interior, la Organización iraní del Seguro médico (IHIO Salamat) y el ACNUR permitan a todos los refugiados registrados que residen en Irán tener acceso al seguro médico.

Fue lanzado, el segundo ciclo de UPHI, el 3 de octubre de 2016 con la intención de que permita a todos los refugiados beneficiarse de un paquete integral de seguro médico para los servicios clínicos (radiología, medicina, visitas al médico) y de hospitalización. Los refugiados interesados resididos en Irán que quieran inscribirse en este ciclo de UPHI deberán acercarse a su centro local de inscripción tan pronto como sea posible. Durante el segundo ciclo, 142.000 refugiados con necesidades identificados, podrán beneficiarse de este seguro médico, mientras que otros refugiados tendrán la oportunidad de acceder al sistema de seguro con el mismo costo que los nacionales iraníes.

Este proyecto desempeñará un gran papel en la seguridad y la capacidad de adaptación social mejorando la situación de los refugiados con un mayor progreso  en el cumplimiento de sus necesidades médicas, así también mejorará aún más el acceso al sector salud de los refugiados   siendo accesibles y al mismo nivel que los nacionales iraníes.

En la educación también ha habido algunos logros importantes. En mayo de 2015, el líder supremo de Irán emitió un decreto del Ministerio de Educación para permitir que todos los niños afganos en edad escolar, independientemente del estado de documentación, asistan a la escuela primaria y secundaria, lo que resulta más de 350.000 niños afganos e iraquíes se inscribieron en el año escolar 2015 -2016. Adicionalmente todos los refugiados en edad escolar están ahora exentos del pago de derechos de matrícula específicos para los refugiados. Los costos son normales son  (USD $ 70-90 por niño), de esta manera animarán incluso a las familias más vulnerables y expuestas económicamente a enviar a sus hijos a la escuela.

Por último, en cuanto al tema de medios de vida, el objetivo principal ha sido siempre asegurar la capacitación de habilidades y otros talleres que incluyen cursos de formación técnica y profesional que son disponibles a los refugiados, están equipadas con las habilidades necesarias para ayudar a reconstruir sus vidas y su sociedad cuando quieran ser repatriados voluntariamente a su país de origen. Es importante destacar que este tipo de actividades, entre ellas los medios de vida, son soportados económicamente para iniciar proyectos de microempresas permitiendo a los  refugiados contribuir positivamente en la sociedad durante su estancia en la República Islámica de Irán.

El ACNUR Irán y BAFIA cuentan con el apoyo continuo de la comunidad internacional para ayudar a los refugiados, no sólo para satisfacer sus necesidades básicas, sino también para ayudar a realizar sus metas y aspiraciones. Sin lugar a dudas, las habilidades y experiencias adquiridas por los refugiados a través de nuestros proyectos en todo Irán les permitirán contribuir a la reconstrucción de su país de origen, cuando la situación les permita regresar a un retorno seguro y digno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*