Teherán condena las ‘ridículas’ alegaciones de Riad contra Irán

El jefe de la diplomacia iraní aseveró que Riad, con sus acusaciones contra Irán, trata de justificar de una u otra forma su inseguridad, fruto de sus repetidas decisiones erróneas que comenzaron con el exdictador de Irak, Saddam Husein, Daesh, Al-Qaeda y el Frente Al-Nusra.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif ha realizado tales declaraciones en una entrevista reciente que ha concedido a la cadena de televisión estadounidense PBS, al ser preguntado, concretamente, sobre los últimos pronunciamientos de su homólogo saudí, Adel al-Yubeir, que calificó a la Revolución Islámica de Irán (1979) de una “revolución de los chiíes”.

En este sentido, Zarif ha recordado que tras la Revolución del 79, Irán ha apoyado la causa palestina, pagando un precio muy alto por ese apoyo pese al pequeño porcentaje de palestinos chiíes, así que, según ha dicho, los saudíes “deberían meditarlo dos veces antes de hacer declaraciones tan ridículas”.

“Bueno, en realidad, fue una revolución que se inspiró en las enseñanzas del Islam, pero no por ello fue necesariamente un levantamiento religioso. (…) es una revolución islámica porque reunió a todos y resonó en todo el mundo islámico”, ha añadido el canciller persa lamentando, al mismo tiempo, el hecho de que exista “gente” que intenta retratarla como una revolución chií y que, a partir de ahí, trate de propagar un mensaje de odio en todo el mundo con mucho dinero.

Para el jefe de la Diplomacia iraní, en el régimen de Al Saud son tan ignorantes que de verdad se creen que el grupo terrorista Daesh (acrónimo en árabe del EIIL) les iba a beneficiar si hubiera logrado acabar con el Gobierno sirio, presidio por el presidente Bashar al-Asad, sin tener en cuenta que de haberse producido tal hecho, ese grupo takfirí habría reclamado un “Califato” que fácilmente les habría podido desafiar.

El régimen de Riad viene acusando a Teherán, bajo diferentes contextos, de desestabilizar la región de Oriente Medio, pese a que, en realidad, entre otros casos, fue el régimen saudí el que en marzo de 2015 inició una ofensiva militar contra Yemen, una guerra devastadora que hasta ahora ha dejado más de 10.000 muertos, de acuerdo con el último balance ofrecido por el Ministerio de Sanidad de Yemen.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, ha instado a Arabia Saudí y a sus aliados a detener su “atribución de culpas” contra Teherán por la crisis de Yemen, en vez de esforzarse en finalizar la agresión contra el pueblo yemení e iniciar diálogos internos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*