Rohani reitera que pueblo iraní nunca retrocederá en su República Islámica

El mandatario iraní, Hasan Rohani ha asegurado que los intentos de EEUU y otras potencias mundiales para “cambiar el régimen” en el país persa no darán frutos ya que la nación iraní nunca retrocederá en los principios de su “República Islámica”.

El mandatario ha asistido, junto con su gabinete ministerial, al mausoleo del fundador de la República Islámica, el Imam Jomeini (que en paz descanse), en las afueras de la capital, Teherán, para conmemorar el 39º aniversario del regreso del exilio del Imam Jomeini (1 de febrero de 1979) al país.

“Aquellas potencias arrogantes que convocan una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para determinar el futuro de Irán, deben entender que la nación iraní nunca va a dar la espalda a los legados del Imam Jomeini, que son el sistema Islámico y la República”, ha advertido.

Rohani ha hecho referencia a los fallidos intentos de Washington para aprovechar las protestas y disturbios habidos a principio del mes en Irán por la carestía de vida para aprobar una resolución antiiraní en el CSNU. No obstante, los miembros de esta instancia internacional, entre ellos algunos aliados de EE.UU., rechazaron el guión de Washington y su injerencia en los asuntos internos de Irán.

Este miércoles, el mandatario ha colocado una ofrenda floral para rendir homenaje al Imam Jomeini, y renovado la lealtad de su Gobierno con los ideales de la Revolución Islámica.

Ha prometido que “evitará a toda costa que su país sea agredido por cualquier potencia extranjera”, y al mismo tiempo, destaca que Irán “nunca más verá la tiranía y el colonialismo dentro de sus fronteras”.

El presidente ha reafirmado además, su compromiso con respetar la democracia y los derechos de la nación, y asegura que “nadie puede desatender el derecho de la gran nación iraní a expresarse y protestar”.

El día 1 de febrero de 1979 que marca el regreso del exilio del Imam Jomeini alentó al pueblo e intensificó su lucha revolucionaria de manera que diez días después, el 11 de febrero, se logró la caída del régimen de Pahlavi y la victoria de la Revolución Islámica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*