Si se rompe el JCPOA, Teherán no será la única perjudica

Un funcionario iraní aseguró que el país persa no será perjudicado si EEUU rompe el pacto nuclear sellado en 2015 entre Teherán y potencias mundiales.

En una entrevista en exclusiva concedida a la cadena de televisión Al-Alam, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani ha hecho un balance del nivel del compromiso de Washington al referido acuerdo, también conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) y lo ha calificado de malo a peor.

“Los estadounidenses no se han comprometido con el acuerdo nuclear, incluso durante la gestión de (expresidente Barack) Obama.

El hecho empeoró tras la llegada de (Donald) Trump (a la Casa Blanca)”, ha denunciado.

No obstante, ha advertido Shamjani, “si el acuerdo nuclear se rompe bajo cualquier circunstancia, Irán, definitivamente, no será el perjudicado, pues, teniendo en cuenta informes que corroboran el cumplimiento de Irán y el incumplimiento de la otra parte (…) Otros países jamás entrarán en un proceso diplomático con Estados Unidos o con Europa, por la experiencia del pacto nuclear”.

Al referirse a los informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), como una reconocida entidad internacional, sobre el hecho de que Teherán sigue dentro del marco definido, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional ha enfatizado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no está calificado para hacer comentarios al respecto.

En caso de que EE.UU. como uno de los signatarios del acuerdo nuclear se retire del pacto, Irán implementará los planes previstos ante esa situación y seguirá adelante con su programa nuclear pacífico, ha asegurado el titular iraní.

En este camino, ha añadido Shamjani, ni las sanciones ni las restricciones, podrán disuadir a la nación persa de alcanzar sus objetivos.

Entre otras decisiones polémicas adoptadas por el inquilino de la Casa  Blanca en su primer año de gestión, el político iraní ha recordado la “humillante” amenaza que la Administración estadounidense hizo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de cortar fondos anuales si rechaza la política de Washington.

Otro “error estratégico” de Trump ha sido anunciar Al-Quds (Jerusalén) como “capital” de un Israel sin tierra, ha destacado Shamjani, para luego recordar el rechazo a nivel mundial al plan, incluso desde los aliados más cercanos de Washington asì como de los entes internacionales.

Shamjani ha asegurado que con este error Trump contribuyó, sin querer, a la neutralización de la conspiración árabe-israelí-occidental en la región.

Ha agregado además, que esta decisión unificó al Gobierno y la nación palestina, dejando nulos los esfuerzos y los fondos invertidos para alejar a los palestinos de sus derechos legítimos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*