Canciller iraní rechaza las nuevas declaraciones de Haley

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, arremetió contra las nuevas acusaciones formuladas por la embajadora de Estados Unidos ante la ONU contra Irán sobre el envío de armas a Yemen, diciendo que estos son intentos de crear iranofobia.

“En el departamento de noticias falsas, Trump y sus socios intentan crear una narrativa iranófoba en el Consejo de Seguridad de la ONU, invitando a cenar y ofreciendo evidencias falsas proporcionadas por un vecino (que está) en guerra”, ha apuntado Zarif en su cuenta de Twitter.

Ha agregado que estos esfuerzos solo son aceptables por “el mismo vecino desesperado y sus cómplices en crímenes de guerra”, en una referencia clara a la postura antiiraní de Arabia Saudí.

El jefe de la Diplomacia de Irán publica este tuit después de que el presidente estadounidense participara este mismo lunes en un almuerzo de trabajo con los miembros del CSNU en Washington (EE.UU.), donde volvió a acusar al país persa de desestabilizar el Oriente Medio y suministrar misiles al movimiento popular yemení Ansarolá.

Más temprano en la misma jornada del lunes, la embajadora de EE.UU. ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, ha acompañado a los miembros del CSNU a visitar la base militar conjunta Anacostia-Bolling, en Washington, para mostrarles los supuestos restos de un misil yemení lanzado el pasado 4 de noviembre contra el Aeropuerto de Riad (capital de Arabia Saudí), que según alega Estados Unidos, era de fabricación iraní.

Haley también ha escrito en su cuenta de Twitter que Estados Unidos presenta ante los miembros del CSNU “evidencia de primera mano” suministrada por el Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono) sobre el “programa ilegal de armas de Irán”. En este línea, ha aseverado que este tipo de “violaciones no puede continuar”.

El 14 de diciembre de 2017, la diplomática estadounidense presentó piezas supuestamente recuperadas del citado misil yemení, afirmando que constituyen evidencias “innegables” de que Irán estaba violando la ley internacional al proveer misiles a Ansarolá, movimiento yemení que lucha contra Arabia Saudí y sus mercenarios.

Sin embargo, la representación de Irán en la ONU desestimó categóricamente las acusaciones de Haley por ser “infundadas” y subrayó que “esas imputaciones buscan encubrir los crímenes de guerra saudíes en Yemen, con la complicidad de EE.UU., y desviar la atención internacional y regional de la estancada guerra de agresión contra los yemeníes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*