Los países del Medio Oriente condenan la decisión de Trump sobre Jerusalén

El reconocimiento del presidente de EE UU, Donald Trump de que Jerusalén es la capital del régimen israelí ha hecho sonar las alarmas en todo Oriente Medio, incluso antes de que se anunciara oficialmente.

Recep Tayyip Erdogan ha reiterado que la Decisión de Trump sobre Jerusalén encenderá toda la región.

“Es imposible entender lo que [Donald] Trump quiso decir con esta decisión [sobre Jerusalén], lo que ha conseguido ahora es encender toda la región”, ha dicho el presidente de Turquía.

Por su parte, Arabia Saudí calificó de ‘irresponsable’ la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer a Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel.

“El Reino lamenta profundamente la decisión del presidente estadounidense de reconocer Al-Quds como capital de Israel. El Reino árabe ya ha advertido de las graves consecuencias de una decisión tan injustificada e irresponsable”, alertó el Palacio Real saudí en un comunicado citado por medios estatales.

Esta medida —añadió la nota—  aunque no cambiará ni afectará los derechos del pueblo palestino en Al-Quds y otros territorios ocupados, “pero representa un declive significativo en los esfuerzos para impulsar el proceso de paz palestino-israelí”.

Asimismo, la Cancillería catarí asegura que la decisión de Trump de reconocer a Al-Quds (Jerusalén) como la capital israelí es una ‘sentencia de muerte’ para la paz.

El ministro catarí de Exteriores, Mohamad bin Abdulrahman Al Thani, ha tachado tal medida de ser una “peligrosa escalada”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Catar había indicado anteriormente en la red social Twitter que el emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, había advertido de las consecuencias de la decisión de la Casa Blanca durante una entrevista con el presidente de EE.UU., Donald Trump.

El movimiento Hezbolá, también llamó a la resistencia para frustrar el plan de EE.UU. en la región después de la polémica de Trump sobre Al-Quds.

“Estados Unidos acaba de revelar lo que siempre escondía. Hay que defender la opción de la resistencia a todos los niveles”, aseveró el vice secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Naim Qasem.

Además, el Gobierno de Irak pidió a la comunidad internacional a condenar la polémica decisión de Trump sobre Al-Quds, mientras reafirma su apoyo al pueblo palestino.

“Esta decisión se basa en la identidad de la ciudad y en sus valores religiosos e ideológicos entre las personas de todas las religiones, y entre los musulmanes, en particular”, ha señalado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irak, en un comunicado.

Por su parte, El presidente de Siria, Bashar al-Asad, condena la decisión de Trump sobre Al-Quds, vaticinando que la causa palestina seguirá hasta la creación de un Estado palestino.

“El futuro de Jerusalén no está determinado por un estado o un presidente, pues se determina por su historia, y por la voluntad y la determinación de la causa palestina”, ha indicado el mandatario sirio.

En esta misma línea, el Gobierno libanés condena la decisión del presidente de EE.UU. de reconocer a Al-Quds como la capital del régimen israelí.

El presidente de El Líbano, Michel Aoun, ha repudiado la iniciativa del mandatario estadounidense, Donald Trump, sobre Al-Quds (Jerusalén), y ha advertido de que esa decisión socavará la paz y la estabilidad en la región.

El premier libanés, Saad Hariri, por su parte, ha condenado la medida de Trump y ha manifestado “la máxima solidaridad de Beirut con el pueblo palestino”.

Además, el presidente del Parlamento libanés considera el reconocimiento de Al-Quds como capital israelí una ‘nueva Declaración de Balfour’ contra Palestina.

“Nos vemos frente a una nueva Declaración de Balfour que allana el camino para un acuerdo a espaldas de la causa y los derechos del pueblo palestino”, ha denunciado el presidente del Parlamento de El Líbano, Nabih Berri.

Asimismo, el presidente palestino, Mahmud Abás, dice que la decisión de Trump sobre Al-Quds socava todos los esfuerzos para restaurar la paz en Oriente Medio.

“En esta declaración ha elegido violar todas las resoluciones y acuerdos internacionales y bilaterales, y contradecir el consenso internacional expresado a través de las posiciones de varios países del mundo”, ha declarado el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Jordania por su parte, considera la reciente decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre Al-Quds (Jerusalén), una violación del derecho internacional.

“La decisión del presidente estadounidense de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y de trasladar la embajada estadounidense a esa ciudad constituye una violación de las decisiones del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas”, ha sentenciado el portavoz del Gobierno jordano, Mohamad al-Momeni, mediante un comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*