Teherán condena la nueva estrategia de EEUU sobre Irán

Bahram Qassemi

El Ministro de Relaciones Exteriores de Irán denunció la nueva Estrategia de Seguridad Nacional de EEUU en la cual ha considerado al país persa como una amenaza mundial.

“La estrategia irracional de EE.UU., sin duda alguna, acarreará más inseguridad, inestabilidad y terrorismo en el mundo”, ha alertado el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, en alusión a la nueva versión de la Estrategia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSS, por sus siglas en inglés), presentada por el presidente de este país, Donald Trump.

En el referido documento, publicado el lunes, que marca los principios generales de la política exterior y de seguridad de EE.UU., la Casa Blanca califica a Irán de “estado deshonesto” y de ser una gran amenaza mundial.

Trump, a su vez, consideró a Irán el principal rival de los intereses estadounidenses en Oriente Medio y volvió a atacar al acuerdo nuclear sellado en 2015 por Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Qasemi ha dicho que la nueva Estrategia de Seguridad Nacional de EE.UU. “no es nada más que un texto poco convencional y poco realista, que repite las acusaciones infundadas de EE.UU. y varios Estados delirantes de la región” contra la República Islámica de Irán.

El documento, ha agregado el diplomático persa, “es un intento en vano para crear una amenaza fabricada respecto a Irán”, aunque la verdadera amenaza procede de las “posturas y políticas erróneas” adoptadas por las administraciones estadounidenses hacia otros países, ha precisado.

El portavoz de la Diplomacia iraní ha señalado, asimismo, que, mediante esta estrategia, la Administración de Trump ha intentado huir de los problemas, desafíos y fracasos que ha sufrido el país norteamericano, tanto dentro como fuera de su territorio.

Además de la República Islámica de Irán, China y Rusia aparecen también como objetivos de la nueva Estrategia de Seguridad Nacional de EE.UU., pues se les considera dos rivales y amenazas potenciales para los intereses nacionales de Washington.

Ambas potencias han condenado el documento y advertido de que la estrategia hegemónica de EE.UU. realmente amenaza la estabilidad mundial. Moscú ha denunciado la “naturaleza imperialista” del texto, mientras que Pekín ha repudiado la “mentalidad de Guerra Fría” del mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*