Cancillería iraní expresa su preocupación por la salud de alto clérigo bahreiní

La Cancillería de la República Islámica de Irán por expresa su preocupación por la situación de salud del clérigo chií de Bahréin el sheij Isa Qasem.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Bahram Qasemi, ha expresado su preocupación por la situación de salud del sheij Isa Ahmad Qasem, líder espiritual del principal partido de la oposición bahreiní, Al-Wefaq, y ha urgido el fin inmediato de su arresto militar.

“Al imponer severas restricciones y mantener al sheij Qasem bajo asedio, los funcionarios de Bahréin han restringido su acceso a médicos confiables y tratamientos”, ha denunciado el vocero persa.

El diplomático persa, al advertir al régimen de Al Jalifa sobre las graves consecuencias de la demora en el proceso de tratamiento del prominente líder sheij Qasem, ha aprovechado para señalar que el enfoque de seguridad bahreiní complicará la situación del país árabe.

Asimismo, ha pedido a los organismos y a la comunidad internacional que intervengan y tomen medidas urgentes parar levantar las restricciones contra el clérigo bahreiní.

Al respecto, el Instituto para los Derechos Humanos y la Democracia de Bahréin (BIRD), con sede en el Reino Unido, publicó el domingo un informe en el que asegura que la vida del destacado clérigo bahreiní corre “gran peligro”.

El  grupo pro derechos humanos BIRD confirmó también que doctores independientes han conseguido evaluar la situación médica del sheij Qasem y, según el diagnostico, debe ser operado de urgencia de hernia inguinal; una cirugía que tiene alto riesgo considerando la edad del líder opositor (80 años).

El Gobierno de Manama es acusado, de manera repetitiva, por activistas y organizaciones de derechos humanos de tratar de silenciar cualquier voz disidente desde la revuelta de 2011, que fue reprimida con la intervención del ejército de Arabia Saudí.

Desde entonces, la monarquía bahreiní ha aplastado cualquier protesta contra la discriminación de la minoría chií dentro del país.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*